Santa Cruz de Tenerife
PERE NAVARRO DIRECTOR GENERAL DE TRÁFICO

"La reforma del régimen sancionador está pendiente"

EFE, Madrid
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

El director general de Tráfico, Pere Navarro, asegura en una entrevista que se está estudiando la posibilidad de preguntar y consultar en algunas provincias a los ciudadanos dónde quieren colocar los radares porque "son para su seguridad" y "nos gustaría que los sintieran suyos".

Este es uno de los asuntos que estudia Tráfico y que se podría realizar en un primer momento en Cáceres, pero hay otras cuestiones en la agenda, como los dos años que, según anunció, durará la moratoria sobre el real decreto que eleva la edad mínima para conducir un ciclomotor de los 14 a los 15 años de edad.

-¿Hasta cuándo la moratoria?

-La industria del sector ha pedido algo más de tiempo para adecuar sus planes de producción y estrategias de comercialización. La intención es una moratoria de dos años, pero que nadie se equivoque, porque la tendencia es a la elevación de la edad tanto aquí como en Europa.

-¿Le parece una buena idea reducir los límites de velocidad en las entradas y vías de acceso de las ciudades para rebajar el consumo de combustible?

-Hemos recibido el encargo del Gobierno de estudiar el adecuar la velocidad con criterios medioambientales y eficiencia energética en el entorno de las grandes ciudades; estamos analizando experiencias como la de Barcelona, Toulouse, Rotterdam, Berlín y algunas ciudades inglesas. Creo que es mejor hacerlo bien que rápido; ya estamos en contacto con el RACE y el RACC para intentar hacerlo todos juntos. Hay experiencias en Europa que podemos adoptar aquí, pero hay que hacerlo con una cierta prudencia.

-En las vías del área metropolitana de Barcelona, en las que se aplica esta medida, la siniestralidad ha disminuido un 50 por ciento, pero muchas voces apuntan a que esta reducción de la velocidad genera atascos.

-No hay una demanda ciudadana para hacer estas cosas, pero es verdad que parece una tendencia en Europa adecuar las velocidades con criterios medioambientales y de eficiencia energética. Son medidas que creo que hay que hacerlas por convencimiento, más que por imposición, y para hacerlas así primero tienes que estar tú convencido para luego poder convencer a los demás, y tener unos argumentos peso.

-¿Para cuándo la reforma del régimen sancionador?

-La intención es que antes de finalizar el año esté en el Congreso. En este momento tenemos el anteproyecto en Interior y en fase de consulta con otros Ministerios. Es una asignatura pendiente. En el comparativo europeo salimos mal parados en cuanto a lo largo y farragoso.

-¿Qué contempla ese anteproyecto?

-Reduce plazos, trámites, incorpora la administración electrónica y las notificaciones por esta vía, que se hace más ágil y, sobre todo, promueve el pago inmediato, es decir en carretera, la tarjeta de crédito, etcétera, para hacerlo mucho más operativo, con unas reglas de juego muy claras para que rápidamente con todas las ventajas se pueda cerrar un expediente.

-¿Y cuáles son esas reglas del juego?

-Una de las medidas que puede haber es que a un conductor que tiene sanciones firmes sin pagar cuando quiera hacer alguna gestión ante las oficinas de Tráfico se le diga que tiene ponerse al día de lo que tenga pendiente, intentando evitar la impunidad.

-¿Cuándo podrán los conductores examinarse de la prueba teórica de conducir por ordenador y cuándo llegará el nuevo modelo de test "multi-respuesta" en el que pueden ser válidas varias contestaciones?

-Deseamos y necesitamos el examen por vía informática; habrá una base de datos de entre 3.000 a 4.000 preguntas y de forma aleatoria a cada alumno le saldrá su examen en pantalla. Eso nos resuelve lo de la hoja de papel. Estamos volcados en ello, pero hay que poner la infraestructura informática en las Jefaturas y centros de examen. A partir de ahí es muy sencillo ampliar las preguntas y las respuestas.