Santa Cruz de Tenerife
SALUD

La escasez de médicos dificulta el tratamiento del sida en África

EFE, Madrid
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Siete de cada diez enfermos de sida que necesitan antirretrovirales no tienen acceso a ellos en parte como consecuencia de la crítica situación de escasez de profesionales sanitarios en una de las zonas más castigadas por la pandemia, el continente africano, donde la gente muere demasiado deprisa.

La crisis de recursos humanos sigue siendo una de las principales barreras y el reto a superar para el acceso eficaz al tratamiento del sida, en opinión de Médicos Sin Fronteras (MSF), que participará en la Conferencia Internacional de Sida que se celebra hoy en México y hasta el día ocho de agosto.

Entre las soluciones para tratar de paliar este problema, la responsable de sida y tuberculosis de MSF España, Elena Alonso, explicó que en este foro internacional reivindicarán políticas más flexibles que permitan a las enfermeras prescribir tratamientos, especialmente en aquellas zonas donde no existen suficientes médicos. Es el caso de Malawi, Mozambique o Lesoto donde hay tan sólo dos o cinco médicos, y entre veinte y cincuenta enfermeras por cada 100.000 habitantes.

En estos países, junto a Sudáfrica, más de un millón de personas todavía necesitan urgentemente terapia antirretroviral.

"Es lo suficientemente vergonzoso que más de dos millones de personas fallecieran el año pasado, muchas de ellas sin tener ni siquiera acceso a la primera línea de tratamiento", alertó Alonso quien recuerda que de los 33 millones de personas infectadas en el mundo, 22 millones viven en África subsahariana.

Gobiernos inflexibles

La escasez de personal sanitario se agrava en las zonas rurales de Malawi o Botsuana, una situación que complican aún más los gobiernos de estos países que "impiden flexibilizar los roles del personal sanitario disponible como enfermeras, residentes o voluntarios".

La organización señala en un informe elaborado en 2007 sobre este déficit sanitario que en Malawi un médico puede ver cada día a 200 pacientes y en algunas zonas de Mozambique los enfermos mueren antes de comenzar el tratamiento.

Alonso afirma que aunque esta crisis de recursos humanos se reconoce, en la práctica se hace "muy poco" para paliarla por lo que Médicos Sin Fronteras urge a los gobiernos a que desarrollen e implanten planes de emergencia.

A su juicio, se debe crear un modelo sanitario diferente, pues de seguir con el actual "la gente seguirá muriendo muy deprisa".