Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Cataluña y los incendios, ejes de la sesión de control hoy en el Congreso leer

"Los africanos son esperanza de futuro igual que las nubes negras traen la lluvia"

Miguel Menchual es un inmigrante chileno que se siente totalmente integrado en Tenerife, donde vive desde hace 19 años. Es capataz agrícola y trabaja en la agricultura ecológica y en jardinería en el instituto de Tegueste. Está terminando un libro sobre mapuches y guanches.
DORY MERINO, Tenerife
29/jul/08 7:06 AM
Edición impresa

Miguel Menchual es un inmigrante chileno que se siente totalmente integrado en Tenerife, donde vive desde hace 19 años. Es capataz agrícola y trabaja en la agricultura ecológica y en jardinería en el instituto de Tegueste.

Se define a sí mismo como un mapuche, agricultor y poeta, que sufre cuando alguien rechaza a los africanos que llegan buscando un futuro mejor.

En este sentido, manifestó su deseo de conocer más la cultura africana, "porque los mapuches en Chile, cuando se terminan las cosechas y hay bonanza, al final de la zafra hacemos un culto a nuestro dios, en un monte alto. A la entrada ponemos una bandera blanca y otra negra. La negra significa vida, bonanza, bienestar y esperanza, porque de las nubes negras viene la lluvia que da prosperidad", explicó.

En su opinión, "cuando veo llegar a estas personas de color negro, que son rechazadas, me dan pena y recuerdo que Neruda denominaba blancuzco al que se ríe de los demás. Este término se define como sucio en el diccionario. Yo veo una similitud intelectual entre lo negro y lo bonito".

Asimismo, manifestó que la inmigración clandestina no es problema de España. "Lo mismo pasa en mi tierra, en Brasil, en argentina, en Yugoslavia en Francia, en Alemania o en Pakistán. Es un problema mundial".

Además, dijo que conoce países "que tienen a millones de personas en el umbral de la pobreza y al mismo tiempo cuentan con material militar de última generación".

Miguel Menchual valora trabajar en contacto con la tierra, "porque nos recuerda que de ella hemos nacido" y, argumentó que, en la actualidad, "los alumnos no saben cosas básicas, como por ejemplo, de dónde sale la leche, puesto que algunos creen que nace en la nevera". Los mapuches viven de la naturaleza y eso te hace poeta, te lleva a pensar.

Agradece que unos amigos canarios le ofrecieran trabajar durante un corto espacio de tiempo en su empresa y pudiera quedarse así en Tenerife.

"Ahora tengo doble nacionalidad, chilena y española, además de la mapuche, que desgraciadamente no tiene documentación".

Precisó que los mapuches "somos unos dos millones de personas en Chile, de los que 600.000 seguimos en la naturaleza, cuidando los ríos y el medio ambiente. El resto se ha materializado".

Por este motivo, Miguel Menchual está escribiendo el libro "Mapuches y guanches. Pensamiento del mapuche para el mundo materializado".

Dijo que existen muchas coincidencias intelectuales entre los mapuches y los guanches.

"Entre otras, ambos respetamos a las mujeres y las tratamos bien. Es un ejemplo a seguir".

Además, "los guanches eran pastores y agricultores, que guardan a los animales y son cuidadores de la naturaleza. Mantienen el ciclo vital. Si los políticos o en la escuela no se dan cuenta de eso, están perdiendo el tiempo".

Su nombre artístico es Miguel Arauko, el poeta de los muertos. Explicó que se denomina así porque ha contemplado el mundo que le rodea, donde se maltrata a la naturaleza (nuestros barrancos están llenos de neveras y los ríos de suciedad).

"El hombre está muerto", aseveró. Si la naturaleza sufre en una parte del mundo, repercute en otra que está mucho más lejos. Es la ley natural. Si estamos bien materialmente, también deberíamos estar bien emocionalmente, pero en la realidad no es así.