Santa Cruz de Tenerife

Los quioscos deberán cerrar una hora después de la puesta de sol

Un decreto municipal establece las normas que deberán cumplir los nuevos establecimientos de Las Teresitas, que solo podrán tener música ambiental en el interior.
El Día, S/C de Tenerife
19/ago/18 6:29 AM
Edición impresa
Los quioscos deberán cerrar una hora después de la puesta de sol

La reacción del Ayuntamiento de Santa Cruz a las quejas de los vecinos de San Andrés tras los ruidos generados por los nuevos quioscos de la playa de Las Teresitas ha sido inmediata. Un decreto firmado por el concejal de Infraestructura en funciones, Alfonso Cabello, pone coto a los horarios de los establecimientos, que solo podrán permanecer abiertos hasta una hora después de la puesta de sol.

"(...) El horario del cierre de la actividad de explotación de quioscos y de cada conjunto de hamacas y sombrillas coincidirá con el ocaso, tomando como referencia los horarios de salvamento...", establece la normativa municipal, que deberá ser ratificada ahora por la Junta de Gobierno Local.

En ella se especifica también que "a partir de la hora de cierre se procederá, durante un plazo máximo de 30 minutos, a la retirada de hamacas y sombrillas, y 30 minutos más para el cierre de la actividad propio del quiosco, procediéndose al desalojo de los clientes, tras el cual deberá acometerse el cierre al público del establecimiento, momento a partir del cual solo podrán permanecer en el mismo, en funciones de vigilancia o limpieza, personal dependiente o contratado de la empresa explotadora".

Fuentes municipales consultadas indican que se barajaron otras opciones en cuanto al horario, pero se consideró esta como la más "justa y menos lesiva".

En todo caso, y según aclaran, el decreto deja abierta la posibilidad de que "en días puntuales", el ayuntamiento pueda autorizar a la ampliación de horario.

Con respecto a la música, el decreto hace referencia a un informe del Servicio de Control Medioambiental y del Territorio, del pasado 13 de agosto. En él, y tomando como referencia el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, el servicio deja claro que "no se admitirá actividad musical, salvo la instalación de música de fondo o ambiental.

Además, la instalación se hará exclusivamente en el interior del quiosco, y no en la terraza, y el nivel de emisión exterior será como máximo de 50 decibelios. También aclara que no permitirá después de las 23:00 horas.

El decreto firmado por Cabello advierte de que el incumplimiento de dichas normas puede derivar, incluso, en la pérdida de la concesión, e insta también a iniciar lo trámites procedentes para la aprobación de una ordenanza de playa que regule los servicios de temporada en las playas del municipio, así como todas aquellas cuestiones en relación con la seguridad de las zonas de baño, coordinadamente con el Plan de Seguridad y Salvamento que se requiere para dichas zonas.

La norma fue trasladada y explicada a los concesionarios de los chiringuitos el pasado viernes, en una reunión celebrada en el edificio de la Gerencia de Urbanismo y en la que, según fuentes municipales, hubo bastante aceptación por parte de los empresarios.

Cabe recordar que esta semana este periódico había hecho públicas las quejas de los vecinos de San Andrés referentes a los ruidos que se generaban en uno de los quioscos, que mantuvieron la música puesta hasta altas horas de la madrugada. Es más, la asociación de vecinos El Pescador, del citado pueblo marinero, advirtió de que si el consistorio no corregía esta situación estaban dispuestos a manifestarse.