Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife reduce el consumo de plástico de un solo uso

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
18/jul/18 17:11 PM
eldia.es

La sesión plenaria del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife promovió este miércoles el compromiso con la reducción del empleo de plástico de un solo uso en la propia administración municipal, así como la puesta en marcha de un plan de transición que incluye una campaña de sensibilización social que favorezca la utilización de este material contaminante y no reciclable.

El concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, explicó al pleno la necesidad de actuar de una forma integral para contribuir con la progresiva supresión del plástico de un solo uso y de buscar la complicidad de la sociedad de Santa Cruz para obtener los mejores resultados posibles en este desafío.

Los grupos políticos acordaron al respecto la conveniencia de que todas las áreas del Ayuntamiento participen en la elaboración de una política de reducción de plásticos de un solo uso, así como un plan de transición que incluya aspectos de responsabilidad social.

Con este motivo, el pleno aconseja que se incluya de forma gradual en los pliegos de contratación municipal la condición de no comprar envases de un solo uso (bolsas de plástico, bandejas de poliestireno, botellas de plástico, vasos de plástico) y que se promueva la compra de envases reutilizables y nuevos sistemas de distribución de productos.

De igual forma, el Ayuntamiento asumió la oportunidad de seguir impulsando campañas de educación y sensibilización para la reducción de la utilización del plástico, a través de la educación ambiental que realizan las áreas de gobierno y la Fundación Santa Cruz Sostenible, en particular.

Este compromiso municipal se extiende también al objetivo de atenuar lo más posible el uso de este tipo de plásticos en las fiestas municipales, eventos deportivos y culturales que son organizadas por el propio ayuntamiento.

En otro orden de cosas, el pleno municipal convino en instar a las administraciones competentes a declarar y a adecuar como zona de baños, aquellas puntos de acceso al mar que técnicamente sean posibles, teniendo en cuenta la accesibilidad, los servicios públicos y fundamentalmente, la seguridad de las personas.