Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Blázquez: "La Iglesia admite los abusos y tiene la firme decisión de erradicarlos" leer

Educación pretende arreglar la cancha del San Fernando en verano

La directora general de Centros e Infraestructura Educativa del Gobierno canario, Ana Dorta, achaca el retraso en la ejecución a la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos.
El Día, S/C de Tenerife
18/jun/18 6:13 AM
Edición impresa
Educación pretende arreglar la cancha del San Fernando en verano

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias quiere ejecutar a lo largo del verano, aprovechando el periodo de vacaciones, las obras de mejora de la cancha del Colegio de Educación Infantil y Primaria (Ceip) San Fernando, en el barrio de Duggi.

La idea inicial, según avanzó este periódico, era que los trabajos se ejecutaran a finales del año pasado, pero dificultades técnicas, según argumentó la Consejería, impidieron su realización.

A ello se sumó, en los últimos meses, otro problema: la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos, pues la Consejería regional de Hacienda ha impedido a los distintos departamentos del Ejecutivo contratar con empresas con las que ya se hubiera contratado el año anterior.

Superados, en principio, estos imprevistos, la intención de la dirección general de Centros e Infraestructura Educativa es que los trabajos se ejecuten en los próximos dos meses. De hecho, según asegura la titular de este departamento, Ana Dorta, la actuación esta presupuestada y planificada y solo falta definir la empresa que llevará a cabo las obras.

Es más, Dorta avanza que disponen también de la autorización del área de Urbanismo del ayuntamiento para demoler parte de la jardinera pública que existe en la calle Ramón y Cajal, paso necesario para que acceda al recinto educativo la maquinaria que requiere la obra.

Precisamente, este fue el primer obstáculo que se encontró la Consejería, a finales del año pasado, para llevar a cabo los trabajos que demanda tanto la dirección como la AMPA del centro. "Esperamos que la obra se emprenda a lo largo del verano", sostiene la directora general.

Cabe recordar que una de las principales reclamaciones que se ha hecho por parte del colegio es que se cambie la superficie de la cancha, pues la actual es muy deslizante, lo que provoca continuas caídas de los alumnos. De hecho, son varios los pequeños que han sufrido roturas de huesos. Uno de los últimos incidentes se produjo el pasado 27 de mayo, cuando un alumno de infantil se rompió el cúbito y el radio de su brazo izquierdo al resbalar en el suelo mojado del polideportivo.

La dirección y el AMPA han solicitado también, durante los últimos meses, la creación de zonas de sombra para evitar que los niños se expongan demasiado al sol.