Santa Cruz de Tenerife

La reducción fiscal en la capital supone un ahorro de 18,8 millones

El impacto de las medidas fiscales del ayuntamiento abarca un total de 24,2 millones de euros, incluido el ahorro del que disfrutan la ciudadanía y empresarios, según la CEOE.
El Día, S/C de Tenerife
29/may/18 6:18 AM
Edición impresa
La reducción fiscal en la capital supone un ahorro de 18,8 millones

La Confederación de Empresarios de Tenerife (CEOE) puso ayer en valor la reforma fiscal llevada a cabo por el área económica del Ayuntamiento de Santa Cruz, una apuesta de la administración que ha sido objeto de estudio por el colectivo empresarial y cuyas conclusiones certifica que el impacto directo de la medidas ha supuesto un ahorro fiscal a los vecinos y a los empresarios de 18.858.512 euros.

De esta forma, esta cantidad que deja de ingresar la corporación local durante este ejercicio ha contribuido a la mejora integral del bolsillo de los contribuyentes, que han podido generar e incrementar su economía en el ámbito del municipio.

En total, el impacto positivo sobre las medidas tomadas por el ayuntamiento asciende a los 24.191.530 euros, "lo que supone 1,29 euros de riqueza y ahorro para la economía local y la sociedad por cada euro menos de presión fiscal ejercido por la administración", adelantó ayer el presidente de la CEOE, José Carlos Francisco, en el transcurso de una rueda de prensa para informar sobre el estudio en la que también estuvieron presentes el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y los concejales de Hacienda y Promoción Económica, Juan José Martínez y Alfonso Cabello, respectivamente.

Francisco adelantó que se habla de impactos directos y puso en valor que al final de año se podrá fiscalizar el impacto indirecto de una forma global sobre el ejercicio 2018, del que es bastante optimista.

Detalló la importancia de que el impacto positivo de 24,2 millones supere la cuantificación de los recursos tributarios que el Ayuntamiento santacrucero deja de percibir, una cuestión que al final se traduce, por el ejemplo, "en que la liberación de recursos administrativo ha supuesto la creación de unos 444 puestos de empleo en el municipio", según desveló en base al Estudio de Impacto de las Modificaciones Tributarias realizadas por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en 2018.

Para llegar a las conclusiones numéricas, el exconsejero de Hacienda del Gobierno de Canarias desgranó los tributos analizados y las políticas de reducciones fiscales llevadas a cabo por la corporación local, entre los que destaca el análisis del IBI; la tasa de gestión de Residuos Sólidos y Urbanos; IAE; el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica; las plusvalías, y el ICIO; "los cuales suponen el 95% de la recaudación tributaria del municipio", añadió.

José Carlos Francisco dijo que la política de reducción fiscal llevada a cabo "es eficiente", remitiéndose al dato de que "por cada euro sacrificado de la recaudación, el sector privado genera 1,29 euros".

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, mostró su satisfacción sobre los datos recogidos y las conclusiones del estudio de la CEOE, un informe "que confirma lo que habíamos previsto con la apuesta de la reducción fiscal llevada a cabo por el ayuntamiento".

Recordó que las conclusiones no parten de una casualidad sino de las medidas tomadas por la corporación, ya que vienen determinadas por unas cuentas que están saneadas, que no han descuidado ni los servicios públicos ni sociales, dijo.