Santa Cruz de Tenerife

La oposición solicita un Museo de Memoria Histórica en Paso Alto

Jorge Martín Reyes, S/C de Tenerife
6/abr/18 6:10 AM
Edición impresa
De izquierda a derecha, Ramón Trujillo (IUC), Elena Mateo (PSOE) y Pedro Arcila (Sí se Puede)./M.E.

Sí se Puede, PSOE e Izquierda Unida Canaria (IUC) presentaron ayer una moción, que defenderán en el pleno del próximo lunes, para hacer del Castillo de Paso Alto un Museo de Memoria Histórica. "Se trata de un lugar que ha sido declarado bien de interés cultural y en el que mucha gente de Santa Cruz estuvo encarcelada durante la represión franquista, de ahí que sea un lugar idóneo para este cometido", afirmó el concejal de IUC Ramón Trujillo.

Asimismo, comentó que "la violencia siempre es historia, pero no debe servir de pretexto para mantener monumentos o simbología".

La propuesta de la oposición llega tras el rechazo de diversas peticiones relacionadas con la memoria histórica. Referido a ello, la edil del PSOE Elena Mateo señaló que Alcaldía se negó a quitar la escultura a Franco y tuvo que llegar un recurso externo para causar una reacción. También, denunció la gran demora y paralización de la actuación de la comisión dedicada a estos asuntos.

"El Museo tendría un gran simbolismo y es necesaria su puesta en marcha por la higiene democrática que supondría. Las nuevas generaciones merecen saber cómo se vivió la etapa más negra de la capital", aseguró Mateo.

En esta línea, el portavoz de Sí se Puede, Pedro Fernández Arcila, indicó los tres elementos fundamentales que encerraría esta localización: la recreación de la vida durante la República en los años 30, una ejemplificación de cómo se vivió en Canarias y Santa Cruz el golpe de estado y el franquismo, así como una interpretación política y social de las pautas y conductas, tanto culturales como colectivas, que se han transferido hasta el día de hoy.

"Queremos darle voz a un testigo mudo", concluyó Arcila.