Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Pedro Sánchez desvela que su aspiración es "agotar la legislatura" leer

La adjudicación de quioscos podría acabar en los tribunales

Izquierda Unida y Sí se Puede anuncian que denunciarán el pliego de condiciones si el Ayuntamiento de la capital no introduce cambios, e informarán a Costas del procedimiento.
O.G., S/C de Tenerife
23/feb/18 5:18 AM
Edición impresa
La adjudicación de quioscos podría acabar en los tribunales

Izquierda Unida y Sí se Puede advirtieron ayer de que si el Ayuntamiento de Santa Cruz no cambia los pliegos de condiciones para adjudicar los nuevos quioscos de Las Teresitas acudirán a los tribunales, al considerar que "no respetan" ni el acuerdo plenario de marzo de 2017 ni las promesas que, en esa sesión, hicieron tanto el alcalde, José Manuel Bermúdez, como el concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz Estébanez.

Ambas iban dirigidas a introducir, en la medida de lo posible, cláusulas sociales que favorecieran que los quiosqueros que siempre han trabajado en la playa pudieran seguir haciéndolo.

En una rueda de prensa, los portavoces de ambas formaciones en el Consistorio de la capital, Ramón Trujillo y Pedro Fernández Arcila, respectivamente, presentaron la moción que defenderán en el pleno de hoy y que, entre otros acuerdos, recoge volver a redactar los pliegos de condiciones, incluir en las cláusulas aquellas opciones que sean más beneficiosas para los trabajadores que hasta fecha reciente realizaban su trabajo en quioscos de similares características, y que un seguro de indemnización por riesgos profesionales sea suficiente para acreditar la solvencia económica y financiera del licitador.

Si se rechazara esta moción, indicaron ambos portavoces, "ejerceremos las acciones administrativas correspondientes para que se paralice la licitación y se revise el contenido de los pliegos".

Además de ello, Trujillo y Arcila avanzaron que informarán a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar -al estar los quioscos en dominio público marítimo terrestre- de cuál es el pliego y de cuáles son las condiciones que se establecen, pues "vulneran" varias leyes. "Esperamos que no sea necesario llegar a este punto, y esperamos que por parte del equipo de gobierno haya suficiente "cordura", sostuvo Arcila, quien dejó entrever que tal y como están redactados los pliegos de condiciones -los elaboró un equipo externo al consistorio- favorecen a un determinado sector, el de la restauración, en detrimento de los pequeños empresarios.

Ramón Trujillo detalló, entre las condiciones que, a su juicio, limitan la entrada de los quiosqueros de siempre, que la valoración de la actividad desempeñada por trabajadores "que hayan trabajado en servicios de temporada de playa" solo se tendrá en cuenta en caso de empate entre licitadores.

También dijo que llama la atención que para acreditar la solvencia económica y financiera se exijan medidas que conllevan acceder a un aval bancario por valor de 100.000 euros, o a un balance de situación por la misma cuantía.

Y que en las especificaciones técnicas de los quioscos no aparezca la referencia a ninguna empresa canaria, "sobre todo cuando desde el ayuntamiento se hizo alguna consulta a alguna empresa local que respondió con condiciones económicas más ventajosas que las que figuran en el pliego".

El proceso se ha hecho con "absoluta transparencia"

El concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz Estébanez, dijo ayer que el proceso de licitación y adjudicación de ocho quioscos para Las Teresitas se ha hecho "cumpliendo" los compromisos con todas las partes afectadas para dotar a la playa de mejores servicios.

"Y lo hemos hecho con plena transparencia y absoluta libre concurrencia, como marca la ley", sostuvo el edil, quien añadió que esta nueva adjudicación va a permitir que "este mismo verano" haya una nueva estética en el frente de playa, cumpliendo con todos los requisitos legales.

"Lamento que algunas personas y fuerzas políticas, probablemente porque tengan falta de proyecto propio para esta ciudad, se empeñen en obstaculizar cualquier avance", criticó. El concejal indicó que esta semana se celebró una reunión informativa con todos los posibles licitadores, incluidos los antiguos quiosqueros, para resolver "cualquier duda", técnica o jurídica del pliego. "Lamentablemente, los partidos de la oposición no vinieron a la reunión porque, probablemente, no tengan nada que aportar", sostuvo.

"Hemos puesto un factor limitativo de tal forma que un solo licitador no puede hacerse cargo de más de un quiosco. Con esto garantizamos que haya pluralidad", explicó el concejal, quien apuntó que se ha añadido una cláusula para que, en caso de igualdad en las ofertas, bien se prime a aquella que tenga personas que hayan tenido experiencia en quioscos de similares características, o bien cualquier otro tipo de cláusula social que pueda tener ventaja dentro de una licitación con todos los informes favorables.