Santa Cruz de Tenerife

La oposición respalda la inversión adicional de 7 millones en barrios

El Pleno aprobó el presupuesto de 2018, el más "expansivo", según el equipo de gobierno, con la abstención de PSOE y Cs, y el voto en contra de SsP e IUC, que apoyaron todo "lo social".
José D. Méndez, S/C de Tenerife
28/oct/17 1:55 AM
Edición impresa
La oposición respalda la inversión adicional de 7 millones en barrios

El Pleno de Santa Cruz aprobó ayer el proyecto de presupuestos para 2018, "el más expansivo de la década" para el equipo de gobierno de CC-PP y con matizada "oposición de la oposición", que no fue ni mucho menos unánime al votar. Coincidencia en felicitar a los funcionarios por "la rapidez" que permitirá iniciar la ejecución el 1 de enero. Hubo una sola enmienda a la totalidad, la de IUC, frente a la más de 300 de "las dudas" del PSOE, según su portavoz, José Ángel Martín, un trabajo concienzudo; las 34 de Sí se Puede o las 27 de Ciudadanos -su portavoz Enrique Rosales recibió "abundante estopa" del gobierno, sobre todo del portavoz nacionalista, Díaz Estébanez-. SsP y Ramón Trujillo votaron en contra mientras PSOE y Cs se abstuvieron. Una radiografía de un pleno lleno de números con un tono "educado y de respeto que enriqueció el debate", según dijo el alcalde, José Manuel Bermúdez.

La "autoenmienda" del grupo de gobierno con un incremento de 7,4 millones de euros en el capítulo de inversiones, de 40 a 47, fue aprobada por unanimidad. Serán destinadas al Plan de Barrios (2,3 millones); al proyecto "Calle 100% Sostenible" (1), a la remodelación de Imeldo Serís, al proyecto de muro de la calle Lombardía (ambos con 0,5 millones) y a la electrificación del Camino de El Cercado (0,4).

El presupuesto global asciende a 270 millones de euros con un crecimiento del 9,8% respecto al ejercicio presente (246,3 millones). Sus "bondades" las desgranó el "diseñador" de las cuentas, el concejal de Hacienda, Juan José Martínez. Destacó que redoblan el esfuerzo en materia de inversiones reales y el fortalecimiento de las políticas sociales (4 millones más). Estuvo en un papel más técnico y el perfil político "puro y duro" se lo dejó al especialista: José Alberto Díaz-Estébanez

La inesperada polémica sobre China apareció de repente en la dialéctica. La inició Ramón Trujillo y la continuó Asun Frías (Sí se Puede) para argumentar su idea orientada, nunca mejor dicho, a la remunicipalización de servicios porque Urbaser ahora es de capital y "allí se va nuestro dinero". Tocó "el interruptor" de Estébanez, al que le cuesta poco, al calificar a CC de "multinacionalista". Cruce de frases en, anécdota aparte, los momentos de mayor enjundia política e ideológica.

Volviendo a las cuentas, para sus defensores se caracterizan por una reducción fiscal significativa y un impulso mayor a la inversión y a la financiación de la política social, sin dejar de prestar los mejores servicios públicos.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, calificó el presupuesto de "expansivo pero austero". Valoró su carácter social y resaltó las inversiones y en concreto el Plan de Barrios "para mejorar la calidad de vida de los vecinos".

El Pleno también aprobó el denominado "programa de alivio fiscal" a través de la modificación de cuatro figuras tributarias "que representará un ahorro de 4,8 millones de euros para la economía de las familias y de las empresas".

Las reacciones de la bancada opositora fueron variadas. La bonificación del IBI por instalar paneles solares y la plusvalía en las herencias, aprobadas por unanimidad. La ausencia de progresividad llevó a abstenerse a SsP y el PSOE en las otras. Cs votó a favor.

Antes, durante y después, una retahíla de enmiendas, cifras, alabanzas y diatribas. Y en medio un asunto muy grave: el de los 34 trabajadores, vigilantes de Seguridad Integral Canaria, que no han cobrado aún su sueldo de septiembre. Todos lo lamentaron, han mediado y dijeron que la adjudicación a la nueva empresa y la subrogación están al caer. Pero el lunes y el martes (el miércoles es festivo, Día de Difuntos) parece que tampoco cobrarán.

Los vecinos de cinco barrios de están de enhorabuena después de que el Pleno municipal aprobara ayer por unanimidad los convenios y la retención de crédito, con cargo al presupuesto de 2018, de las áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de los grupos de viviendas de Santa María del Mar, Miramar, La Victoria, La Salud y García Escámez, que se incorpora como novedad en el catálogo. La ejecución de las obras, financiadas por varias administraciones, supondrá la mejora de 478 viviendas con una inversión de 6.086.500 euros. El alcalde Bermúdez insiste en la importancia que tiene rehabilitar las viviendas gracias a este tipo de iniciativas, "que suponen la realización de obras con las que se incrementa la calidad de vida de muchas familias del municipio, además de otorgar una mayor seguridad a edificaciones con cierta antigüedad". "En este caso -prosiguió -, se incorpora también el barrio de García Escámez que, gracias a la ejecución de la prórroga del Plan Estatal 2013-2016, supondrá que casi medio millar de familias de distintas zonas de Santa Cruz puedan beneficiarse del convenio de colaboración que se mantiene, para este apartado específico, con el Ministerio de Fomento, la Comunidad Autónoma de Canarias y el Cabildo Insular de Tenerife". La concejala de Vivienda, Carmen Delia Alberto, destaca el "firme compromiso para continuar sumando viviendas a los procesos de rehabilitación y mejora. En este caso concreto, además, estoy doblemente satisfecha por la inclusión de García Escámez".

Los trabajos aprobados son en el grupo de Santa María del Mar, con 96 intervenciones y 1,32 millones de presupuesto; Miramar, con 174 viviendas y 2,39 millones de inversión; La Salud, con 42 viviendas y 577.500 euros; La Victoria, con 60 viviendas y 339.000 euros, y García Escámez, con 106 viviendas y 1,45 millones de euros. Los 6 millones de euros necesarios serán financiados por el Ministerio de Fomento (34,9%), el Gobierno de Canarias (22,27%), el Ayuntamiento de Santa Cruz (19,55%), el Cabildo (13,27%) y los propietarios (10%).

Calle para Julia Gil

Una calle de Santa Cruz llevará el nombre de Julia Gil López, docente y poetisa chicharrera fallecida en junio. Será en la intersección de la avenida Venezuela con Benahoare, en La Salud. También se aprobó la concesión de la Medalla de Oro al Mérito Deportivo a los regatistas Alicia Cebrián y Javier Hernández Cebrián.

Mejoras deportivas

La sesión de ayer dio luz verde a dos convenios con el Cabildo para la mejora de tres instalaciones deportivas por 1,3 millones de euros. Serán el Polideportivo de Las Delicias (735.000 euros) a invertir en accesibilidad, canchas y baños; el Polideportivo de La Salud (420.000), con reforma de vestuarios y dependencias administrativas, y dotar de accesibilidad, y la renovación del césped artificial del campo de fútbol de Santa María del Mar por 200.000 euros.

"Preocupación" de Cs

Ciudadanos (Cs) mostró "su preocupación ante la presión fiscal a la que CC y el PP someten a los chicharreros año tras año". El portavoz, Enrique Rosales, señaló que "superamos la media nacional de municipios de similar población, contribuyendo con más de 600 euros anuales por habitante". El concejal Antonio Blanco criticó el uso excesivo de las modificaciones presupuestarias.

Biblioteca y registro

Con la advertencia desde la oposición de "permanecer vigilantes" con el Cabildo sobre el compromiso fue aprobado el convenio de colaboración en el Plan de Bibliotecas 2016-2025. La concejala Marisa Zamora dio cuenta de la adhesión a la plataforma GEISER/ORVE como mecanismo de acceso al registro electrónico.

Subvenciones y personal

Fueron aprobados el Plan Estratégico de subvenciones (PSOE a favor y el resto de la oposición se abstuvo) y la plantilla del personal (abstención de los grupos opositores).

Titsa

No podía faltar ese enfrentamiento verbal casi recurrente entre Dámaso Arteaga y Pedro Arcila. En un asunto que parecía de trámite como la continuidad del convenio con el Cabildo para la financiación del transporte urbano de viajeros; o sea, Titsa. Arteaga dijo: "Precisamente para solventar los reparos del Interventor -algo en lo que Arcila incidió- traemos este expediente a pleno".

Garcinuño "returns"

Casi fuera del orden del día, Carlos Garcinuño, el que fuera edil de Urbanismo, volvió por un momento al salón de plenos, aunque estuviera ausente al darse cuenta de su renuncia al acta de concejal.