Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair recurrirá de inmediato el fallo de un juzgado de Santa Cruz de Tenerife leer

El consistorio intensifica su lucha contra los excrementos en la calle

El concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, presentó ayer la segunda fase de la campaña de concienciación "El marrón lo pagas tú" El Proteu aumentará su presencia.
O. G., S/C de Tenerife
31/ago/17 5:55 AM
Edición impresa
El consistorio intensifica su lucha contra los excrementos en la calle

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz intensificará su lucha para tratar de erradicar los excrementos de mascotas en las calles. Y lo hará, entre otros aspectos, con mayor presencia de agentes de paisano de la unidad de Protección del Entorno Urbano (Proteu), sobre todo en aquellas zonas de la ciudad en las que se ha verificado que se cometen un mayor número de infracciones de la ordenanza.

Así lo anunció ayer el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, durante la presentación de la segunda fase de la campaña "El marrón lo pagas tú", iniciativa que dio comienzo a comienzos de verano y que ha estado centrada, principalmente, en las redes sociales.

A partir de ahora, la campaña incluye la presencia de figuras de gran tamaño con el lema elegido, que advierten a los ciudadanos de las sanciones a las que se enfrentan si incumplen la normativa municipal: hasta 1.500 euros. "Seremos muy rigurosos en este sentido, y tiraremos, en relación con las sanciones, hacia la parte medio-alta", advirtió.

Correa indicó que estas figuras estarán presentes, durante septiembre, en la confluencia de las calles Valentín Sanz con El Pilar, en el acceso al parque de La Granja a través de la avenida de Bélgica, en la avenida Príncipes de España (cerca de la rotonda del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria) y en la avenida de Los Majuelos.

"Se trata -prosiguió el edil- de llamar la atención colocando en las calles estos monumentos al incivismo con los que pretendemos que la gente se dé cuenta de que, independientemente del tamaño del excremento, hay que recogerlo siempre de la vía pública, el jardín o el lugar donde el perro haga su deposición, así como depositarlo posteriormente en el interior de una bolsa totalmente cerrada".

El concejal insistió en los inconvenientes que genera esta falta de civismo "en determinados sectores de la población que son más sensibles a los excrementos caninos, como los invidentes o las personas que vamos en sillas de ruedas".

"Es un comportamiento inaceptable y vamos a combatirlo con sanciones económicas que no persiguen recaudar, sino concienciar para que se cumpla con una ordenanza que nos afecta a todos", recalcó.

El edil apuntó que en lo que va de año el servicio ha tramitado alrededor de una veintena de denuncias relacionadas con este tipo de comportamientos de los propietarios de mascotas.