Santa Cruz de Tenerife

El Til ve "pasividad" municipal con el local de Casas de la Cumbre

La junta directiva de la AV del caserío de Anaga no entiende la "permisividad del ayuntamiento con el anterior presidente, que ha secuestrado la sede social de este barrio".
El Día, S/C de Tenerife
14/jun/16 6:05 AM
Edición impresa
/ED

La AV El Til de Casas de la Cumbre manifestó ayer en un comunicado no entender "la pasividad y permisividad del Ayuntamiento de Santa Cruz con el anterior presidente, quien ha secuestrado el local social del barrio, a pesar de que, como el Consistorio reconoce, está inscrito como Patrimonio Público". Desde El Til, no entienden "cómo después de tantos años construido, aún no ha sido registrado con todos los trámites necesarios. Mientras tanto, los vecinos, casi todos gente mayor, están sometidos a sufrir las inclemencias del tiempo, al frío, a la bruma o a la elevada humedad sin poder realizar cursos o actividades de cualquier tipo".

Recuerdan que "desde el 20 de marzo del 2015, cuando la nueva directiva de la AV El Til tomó las riendas, su principal preocupación fue cumplir los requisitos legales para la correcta inscripción en el Registro del Gobierno de Canarias y en el municipal. Como cualquier colectivo, salvo en el caso del expresidente, Fulgencio Ramos, al que parece bastarle su palabra como sucedió ese mes de marzo".

Entonces, apuntan las fuentes, "nos encontramos con que ya había estado allí a decir que él seguía siendo el presidente, sin presentar documentación, aunque en el juzgado ha tenido que reconocer lo contrario. Y le dice al ayuntamiento que él no es dueño del local social, sino un vecino".

"La nueva directiva, señalan, tuvo que acudir a la Justicia para que entregara toda la documentación. Parece que considera de su propiedad todo aquello que pertenece por derecho a los vecinos de Casas de la Cumbre, en una actitud personalista, incomprensiblemente tolerada por el Ayuntamiento de Santa Cruz".

"En un documento público argumentan, fechado el 31 de diciembre de 1999, se cita a El Til y a Sinpromi SL como adjudicatarios del uso del local. No entendemos que los vecinos de Casas de la Cumbre no puedan usarlo a pesar de construirse para ellos".

Por otro lado, añaden, "en el inmueble está instalada una emisora de radio para conectar con el Cecopal en casos de emergencia; por ejemplo, si el pueblo queda incomunicado. Un recurso de primer nivel, pues toda la ayuda tiene que venir de fuera. Resaltamos que muchas personas tienen problemas de diabetes y otras patologías graves y podrían ver peligrar su salud en situaciones de emergencia. Esperemos no haya desgracias personales. Esta AV no se hace responsable del cuidado y atención de la emisora ante la imposibilidad de acceder a donde está instalada. La responsabilidad civil subsidiaria en caso de algún hecho luctuoso debería ser asumida con más responsabilidad por el ayuntamiento porque no vamos a pagar los platos rotos".

"Seguiremos luchando en los tribunales por nuestros derechos, anuncian desde El Til, y para que nuestros vecinos puedan disfrutar del local social, construido por el ayuntamiento con el dinero de todos los santacruceros. Porque solo cuando el pueblo eligió otros representantes han surgido estos problemas y el consistorio trata de esquivar cualquier toma de decisiones para hacer cumplir las normas que él mismo aprobó".