Santa Cruz de Tenerife

"Qué sorpresa, el alcalde"

Miguel Zerolo estuvo ayer en la clausura de los talleres del Suroeste, que se han celebrado en centros educativos de El Sobradillo y Barranco Grande.
J.D.M., S/C de Tenerife
1/ago/08 1:56 AM
Edición impresa

El alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, visitó en la mañana de ayer el IES Las Veredillas y al CEIP Santa Cruz de California, del barrio de El Sobradillo, para asistir al último día de las actividades organizadas en los talleres de verano del distrito Suroeste, que se han llevado a cabo del 4 al 31 de julio de forma gratuita en dichos centros, además de en el CEIP Secundino Delgado, en Añaza. Zerolo estuvo con los niños y se defendió como pudo de las preguntas que le hicieron, en las que demostraron conocimiento sobre el entorno y sus carencias.

El programa de actividades veraniegas del distrito Suroeste, que preside el edil Hilario Rodríguez, finalizó con un rotundo éxito de participación. Las actividades han sido desarrolladas por unos 200 niños con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años, en horario de 7:30 a 14:00 horas.

El alcalde pudo comprobar el trabajo de los monitores de los talleres, así como el resultado de muchas de las actividades que se han desarrollado en los mismos como, por ejemplo, las de Carnaval, ya que en El Sobradillo los niños le recibieron con disfraces hechos de material reciclado y con un coso-desfile en el patio después de que en las clases le mostraran sus conocimientos murgueros o las aptitudes para formar una batucada. El alcalde, acompañado de la concejal Ilda López de y la directora del distrito, Elena Pérez, fue guiado a través de los dos talleres por sus responsables, que destacaron la importancia de esta iniciativa tanto para los alumnos como para sus padres, que durante este último mes se han mostrado muy satisfechos con la labor realizada.

Miguel Zerolo indicó que ante el éxito de esta iniciativa "el próximo año habrá que estudiar la ampliación del número de plazas". Además, puso de ejemplo la labor del distrito "que ofrece a sus vecinos un proyecto que costea por completo y que, por lo tanto, no supone un esfuerzo económico para los padres de los niños en un momento complejo desde el punto de vista económico".

Daniela, Bárbara, Adonay, Ricardo, Ana Carolina, Esteban, Adrián, Tere o Yalco tenían sus preguntas preparadas y apuntadas en la pizarra. Quisieron saber sobre las líneas de guagua, por qué no se abren los parques prometidos o si va a seguir "el destrozo" en Montaña Taravela. La lección estaba bien aprendida y el alcalde se defendió con las tablas propias de su amplia experiencia.

Cada centro ha albergado 50 niños, salvo Las Veredillas, en el que han participado un centenar y se han organizado grupos por niveles (infantil, primer ciclo y segundo ciclo de primaria). Los padres de los alumnos se han implicado de forma directa con el envío de material reutilizable. En cuanto a las actividades, ha habido talleres, organizados por semanas, destinados a trabajar distintos aspectos.

En la semana rural se realizaron carretas, mermeladas, gofio, etcétera, con el fin de celebrar una "miniromería", así como una demostración de molienda y cantos de molienda. La semana con contenidos canarios consistió en llevar a cabo talleres de "medicina de la abuela", desayuno canario o animación a la lectura con contenidos canarios. La semana medioambiental organizó talleres de construcción de juguetes, apicultura (aves canarias), fabricación de espantapájaros y abalorios con material reutilizado.

Por ultimo, la semana urbana estuvo dirigida al Carnaval, con la construcción de instrumentos musicales, disfraces y caretas a fin de celebrar ayer un coso carnavalero que presenció el alcalde.

En el campamento de Las Veredillas se llevó a cabo un taller deportivo, en el que se incluyó predeporte, iniciación a actividades deportivas, taller de coordinación, ejercicios, baile, fiesta del agua y concurso de disfraces.