Santa Cruz de Tenerife

Cuende critica el gasto extra de seis millones de euros para fiestas en 2008

El Grupo Municipal Socialista realizó ayer un balance del primer año de un mandato que su portavoz, Gloria Rivero, calificó como el del "desorden, la improvisación y el pacto exprés", en referencia a los socios de gobierno, CC y PP. También aludieron los concejales del PSC al "despilfarro" en "fiestas y verbenas".
J.D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
31/jul/08 6:58 AM
Edición impresa

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Santa Cruz calificó ayer el primer año de mandato del equipo de gobierno que forman CC y PP como "el del desorden, la improvisación y el pacto exprés con una guerra clara y abierta entre ambos grupos", a lo que los siete concejales del PSC sumaron el "despilfarro en verbenas, guardaespaldas y asesores" que se está haciendo "con un gasto extra para fiestas en los siete meses del año 2008 de seis millones de euros", según apreció el edil Ramiro Cuende, quien tomó la palabra junto a su compañera y portavoz, Gloria Rivero.

La también diputada nacional denunció cómo el grupo de gobierno ha transformado "una Santa Cruz más viva en una Santa Cruz cada vez más pobre, más desordenada y desconcertada sacrificando áreas fundamentales como los servicios sociales. Las ayudas de emergencia siguen tardando meses en ser cobradas, cuando se cobran, y hay gente que no come todos los días y que lo pasa mal". Rivero recordó que "las Unidades de Trabajo Social (UTS) están desbordadas, faltas de personal y sin recursos ya que el presupuesto se está destinando a otros asuntos. Calificamos esos ámbitos de los que es responsable Ángela Mena de Malestar Social".

El Grupo Socialista definió su trabajo de este año como "de auténtica entrega, sin medios y hay que denunciarlo salvo un camarote en el que trabajamos", algo que ha quedado reflejado en las 36 mociones aprobadas de las 60 que presentaron en los plenos municipales, a las que hay que añadir 51 preguntas. Rivero y sus compañeros lamentaron que la aprobación de una moción no signifique que se ejecute "lo que refleja el desgobierno de este consistorio".

Once millones en gasto social.- Según el PSC, "el grupo de gobierno ha gastado en este año 2007 unos seis millones de euros extras en fiestas, una auténtica vergüenza si se compara con lo que se ha destinado a otras áreas como Bienestar Social, con un presupuesto para todo 2008 de 11 millones". Gloria Rivero criticó que tan sólo en los actos para conmemorar "la Gesta del 25 de Julio, esa batalla de casacas rojas y azules, se hayan invertido 600.000 euros, de los que el consistorio se ha hecho cargo de 240.000. Lo pongo como ejemplo claro de lo que no se debe hacer cuando no se puede hacer y, desde luego, éste no es el momento de gastar y despilfarrar". Ramiro Cuende calificó la política económica del Ayuntamiento de Santa Cruz de "chiste".

Cuende se mostró convencido de que quien dirige la ciudad es el Cabildo, ya que es el promotor de las principales obras y actuaciones en el municipio y subrayó que si no actuara, "Santa Cruz estaría en estado de coma".

Rivero subrayó que un área como la de la Mujer es una de las grandes olvidadas, sin llevarse a cabo ninguna de las acciones comprometidas, y agregó que la participación ciudadana se ha limitado "a la verbena continua y al clientelismo" para fomentar la de sus afines y marginar a quienes molestan. También criticó la falta de una política de movilidad y se preguntó dónde está el dinero de la privatización de Emmasa que se iba a destinar al plan de barrios. Rivero señaló que el caso de Las Teresitas está influyendo en la gestión municipal y demuestra el desorden, empecinamiento y despilfarro.

Alcaldía en 2011.- Los socialistas plantearon la necesidad de un cambio en el Ayuntamiento capitalino, "a través de la participación masiva" de los vecinos a la hora de ir a votar en las elecciones. Señalaron que "nos vemos en la alcaldía en 2011 con otra manera de gobernar. Para ello la receta es trabajo, trabajo y trabajo. Además, resulta clave la coordinación y la buena relación que existe con la Agrupación Local".

Añadieron los concejales del Partido Socialista que "si gobernáramos, las bases para luchar contra la crisis económica serían la austeridad, la congelación del gasto, la refinanciación según objetivos y, por ejemplo, más que seguridad privada que el protagonismo sea de la Policía Local. Y no utilizar con carácter rutinario figuras presupuestarias que sólo deben tener un uso excepcional como las modificaciones extrajudiciales de crédito.