Santa Cruz de Tenerife

Día de desahucio en la Plaza de Toros

Los arrendatarios de los tres locales ubicados en el interior del coso taurino entregaron ayer las llaves al cumplirse el plazo dado por los nuevos propietarios.
J.D.MÉNDEZ, S/C de Tfe.
30/jul/08 6:55 AM
Edición impresa

"La justicia es la justicia, pero a veces no puede ser más injusta". Así resumió Teresa Pereira, arrendataria de El Burladero, uno de los tres locales ubicados en el interior de la Plaza de Toros, la situación vivida la mañana de ayer cuando se hizo efectivo el desahucio, o "lanzamiento".

Detrás de la presencia de los miembros la Comisión Judicial encargada del proceso, que resolvió en hora y media, o del cerrajero de turno, se escondían enormes dramas personales. Como el de Teresa, de 50 años, viuda desde hace dos meses y que vincula el fallecimiento de su marido, Kike, con "esta situación". Explica que "sólo hemos podido sacar las dos máquinas más grandes; el resto está dentro, embalado. En enero cambiamos la cocina y quitamos el porche de la terraza. Pedí un préstamo por 14.500 euros y gastamos unos 60.000 en total. La apertura fue el 7 de marzo y ahora me quedo en la calle, con un hijo (tiene tres) de 11 años por criar. Tuve alguna esperanza de lograr una prórroga hasta después del verano, pero se ha cumplido el plazo. Estábamos haciendo una clientela fiel y el restaurante funcionaba muy bien, pero...". Termina reconociendo que "no sé si me han engañado, pero sí que soy la más afectada por este embrollo".

El propietario de "Triboo" tiene un niño pequeño y calculó la pérdida en 100.000 euros además de quedarse en la calle unos 15 empleados. La Comisión le dio el viernes como opción para retirar lo demás, "pero lo vamos a hacer hoy (por ayer). Alicur me pidió 600.000 euros de aval por una prórroga, una auténtica locura".

El Burladero, el Triboo y el Arena (dentro había ayer obras y se impidió el paso a EL DÍA) han estado abiertos hasta el último momento. Alicur no aceptó la prórroga y el lunes pasado el juez confirmó el desahucio. El día 29, a las diez de la mañana. Y punto.