Santa Cruz de Tenerife

La AAVV de Los Lavaderos pide que la Rambla se llame "de Santa Cruz"

El colectivo El Arcipreste, que preside Marina Cabrera, se une a otras voces como las de PSC, que presentó una moción al último pleno municipal, o a Alternativa Sí Se Puede, que ha llevado el caso a los tribunales con la petición de empezar a borrar de las calles de la capital tinerfeña los nombres franquistas.
J.D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
30/jul/08 6:55 AM
Edición impresa

La asociación de vecinos El Arcipreste del barrio de Los Lavaderos, que preside Marina Cabrera, ha presentado un escrito al Ayuntamiento de Santa Cruz pidiendo el cambio de nombre de la Rambla del General Franco por el de Rambla de Santa Cruz. Se une así a la petición al último Pleno del grupo municipal del PSC, aunque en este caso el nombre optativo es Islas Canarias, y a colectivos como Alternativa Sí Se Puede que ha llevado a los tribunales el supuesto incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

El escrito de El Arcipreste llega a través de la Federación de Asociaciones del Parque Rural y Litoral de Anaga (FAPRLA) a la que pertenece. En ese comunicado, firmado por el presidente de FAPRLA, Severiano Bermúdez, "en sesión ordinaria de esta junta directiva, celebrada el pasado día 18 de julio, se aprobó la propuesta de cambiar el nombre de Rambla del General Franco por Ramblas de Santa Cruz", algo que, por cierto, ya había solicitado Marina Cabrera el año pasado.

Los motivos expuestos son que "es el nombre de nuestra capital, de nuestro copatrón y consideramos que debe ser la denominación de nuestras bellas ramblas. Hemos comprobado que ése es el sentir de gran parte de los ciudadanos y, además, en otros lugares espacios similares reciben el nombre de la ciudad. Solicitamos que se tenga en cuenta nuestra propuesta y se una al expediente que en su momento se inicie, y a la comisión que estudiará el cambio".

El pasado 14 de abril Alternativa Sí se Puede por Tenerife presentó una solicitud al Ayuntamiento de Santa Cruz para que debatiera en pleno la retirada de los nombres franquistas de las calles de la ciudad. En ese escrito se pedía "la elaboración de un catálogo de calles, plazas y edificios públicos con nombres o símbolos franquistas para que se procediera a su eliminación y a la sustitución de las menciones a la sublevación militar, a la Guerra Civil y a la represión política posterior por nombres acordes con los valores democráticos y de convivencia política".

Sí se puede proponía también que desde el ayuntamiento "se dirigiera una proposición al resto de las Administraciones Públicas para que se cambiaran los nombres de edificios públicos ubicados en Santa Cruz que contaran con referencias a la sublevación militar".

Por último, Sí se Puede recomendaba que "para la designación de los nuevos nombres se abrieran cauces de participación pública".

Domingo Garí, miembro del comité local, manifiesta que "quienes nos gobiernan se sienten cómodos con esos nombres. Llevamos a los tribunales de justicia el silencio de la administración municipal, interponiendo el pasado 18 de julio recurso contencioso-administrativo contra esta inactividad de la institución local".