Santa Cruz de Tenerife
FELIPE CAMPOS ABOGADO

"La Autoridad Portuaria debe rescatar la concesión del Parque Marítimo"

HUMBERTO GONAR, Tenerife
27/jul/08 0:50 AM
Edición impresa

Nombrar al abogado Felipe Campos puede que a algunos le parezca el aburrimiento personificado. No tanto por su forma de ser, locuaz y con un verbo rico, sino por las acciones que ha emprendido, primero para defender el derecho al descanso de los vecinos del centro de Santa Cruz vulnerado por el ruido del Carnaval, y ahora, por la guerra que lidera contra el ocio nocturno en el Parque Marítimo. En cualquiera de los casos, este letrado mediático precisa que él sólo se ocupa de estos pleitos en defensa de la legalidad. Si la Autoridad Portuaria decide que haya ocio en el Parque Marítimo, apuesta por que se adopten las formulas legales previstas en la ley.

-¿En qué situación se encuentra ahora el parque marítimo?

- A día de hoy, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha abierto distintos procedimientos sancionadores, ha precintado las obras ilegales que se han constatado y ha cerrado las actividades ilegales.

-En otras palabras, el Parque Marítimo sólo tiene ahora autorización para el baño.

-Efectivamente, ahora sólo está permitido bañarse, que fue para lo que fue construido.

-¿Considera que esta decisión es una victoria para cuantos denunciaron las situaciones ilegales que se estaban registrando dentro del parque?

-Cantar victoria cuando nos enfrentamos a este tipo de personas es prematuro. Pero sí es una buena noticia. Lo que se ha descubierto en el Parque Marítimo es algo que se reproduce en Santa Cruz y que no es otra cosa que cinco o seis personas que son los dueños del ocio, conectados con algunos políticos, actúan en la absoluta ilegalidad y esa situación les permite tener un monopolio absoluto. Un parque que se creó para el disfrute de las piscinas y que las personas que lo controlaban de forma absolutamente ilegal montaron terrazas, empresas de todo tipo. Incluso, en junio, cuando ya se había suscitado la polémica, el explotador actual del parque estaba haciendo obras ilegales que han sido precintadas.

-¿La situación del parque ha sido siempre ilegal?

-Se inició legalmente. Se adjudicó por concurso a la empresa Santa Cruz Park, de la que son administradores Valentín Álvarez y Jorge Bethencourt, y en un momento determinado surge una empresa de eventos que es ilegal y se le subarrienda la plaza, que también lo es.

-¿Quién hace subrogación?

-Álvarez y Bethencourt a un tercero. Alquilan también los aparcamientos para una terraza de verano, luego se monta un McDonald's que aún hoy carece de licencia, se monta un paddel, un lavacoches.... En 2006, de forma ilegal, Bethencourt le "vende" su parque marítimo, al parecer, a Luis Gil. Pero una parte, porque él se queda con La Cascada, la zona de Antena 3 y la discoteca, a los que cobra un alquiler.

-¿Álvarez y Bethencourt si guen vinculados al parque?

-La concesionaria es Parque Marítimo S.A., que está formada por la Autoridad Portuaria y el ayuntamiento y luego se lo adjudican por concurso a Santa Cruz Park, que hace concesiones ilegales. Tanto Valentín como Bethencourt son administradores solidarios a fecha de hoy.

-¿Y cuándo se produce la entrada de Luis Gil?

-En el año 2006 ó 2007. Luis Gil se queda con las piscinas.

-¿Pero el uso que hace no se limita al baño, no?

-Incluso pide licencias municipales para las piscinas, zumerías y el restaurante, lo único legal, y no la obtiene. También se descubre que tiene una empresa de eventos que organiza cenas, incluso para Cabildo y ayuntamiento.

-¿Dice usted que Cabildo y ayuntamiento han celebrado actos en un lugar ilegal?

-Exactamente. Cabildo y ayuntamiento han celebrado actos con una empresa ilegal porque no tiene el título de la concesión administrativa ni la licencia para ello. También Luis Gil realizó un contrato de arrendamiento de la plaza, lo cual es absolutamente ilegal; montó un chiringuito, el GIO, que supuestamente lo gestiona Javier Rolo, que también carece de licencia y de concesión, y luego está la terraza de verano, que se monta en el embarcadero que también es de la empresa de Luis Gil, que a fecha de hoy está cerrada y que también la concesionaria preveía ese espacio para el fondeo de buques.

-¿Se puede subsanar ese cúmulo de irregularidades?

-Todo lo que ha hecho la empresa de Bethencourt y Gil son causas que determinan inexorablemente la caducidad y el rescate de la concesión. Es decir, la Autoridad Portuaria tiene que rescatar la concesión del parque, expulsar a quienes tienen allí sus negocios y plantearse urgentemente qué quiere hacer con el espacio: si apuesta por las piscinas, si permite la celebración de eventos... Una vez claros los objetivos, se abre un concurso público para realizar la concesión después de que se presenten quienes lo deseen.

-Pero, parece que la Autoridad Portuaria se ha inhibido.

-Hasta ahora eso es lo que ha parecido y, de hecho, eso es lo que ha denunciado la Unión de Consumidores de España ante la Fiscalía Anticorrupción.

-Gil dijo a EL DÍA que detrás de este tema existía un "lío de faldas" en el que estaba involucrado un abogado conocido de Santa Cruz. ¿Se da por aludido?

-Es un clásico que cualquier persona apretada por la ilegalidad intenta desviar la atención. No voy a entrar en esa situación.

-¿Por qué entra entonces en este "juego" Felipe Campos?

-Soy abogado y vicepresidente de la Asociación Nuevo Cabo-Llanos. Este año se me encarga que ejercite las acciones legales de parte de la asociación contra las actividades en el parque. Cuando estoy examinando los expedientes en Urbanismo es cuando salta la libre y esta supuesta empresa [la de Gil] pide una licencia para ejercer una actividad y Urbanismo la deniega porque constata que allí no hay ninguna empresa con permiso para esa actividad.

-Decía también Luis Gil que la gran mayoría de los empresarios de Tenerife no cumple la legalidad al cien por cien...

-Es falso. En el ocio de Santa Cruz hay una ilegalidad generalizada evidente, pero, en realidad, lo que facilita es el monopolio de unas pocas personas. Igual pasa en la construcción, y yo lo he sufrido en el Sur. Las licencia ilegales, y supuestamente delictivas, se las dan a los mismos siempre.

-¿Entonces es cierto que reina la ilegalidad?

-En el Parque Marítimo existía. Pero lo llamativo es que el negocio lo tienen las mismas personas: Gil y otros empresarios muy conocidos que no voy a nombrar. Pero él no se puede quejar, porque si existiera legalidad habría libre concurrencia y otros empresarios, gente que seguramente tiene miedo de denunciar esto.

-¿Detrás de estos empresarios hay una guerra entre políticos?

-Lo que sí sé es que el ocio es muy lucrativo y que está en manos de unas pocas personas en una ilegalidad que fomenta el monopolio. No hay ninguna duda de que estos cinco o seis empresarios superelegidos puede ser que unos tengan conexiones con un grupo y otros, con otro grupo.

-¿Pero actúan como testaferros? ¿Existen contrapartidas?

-Tengo mi opinión, pero los límites de la libertad de opinión me lo impiden desvelar. Creo que el ocio es lucrativo y la zona del parque marítimo es la que más. En ella reina la ilegalidad y tanto el parque como la zona de la calle de La Noria están prácticamente en las mismas manos empresariales.