Santa Cruz de Tenerife
4-sep
Un nuevo motor de propulsión solar eléctrica basado en el efecto Hall, para misiones en el espacio profundo, ha sido probado con éxito por la NASA y su socio Aerojet Rocketdyne.