Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los alcaldes del PP no acudirán a la reunión convocada por Clavijo para analizar el Fdcan leer

La ciudad inicia otra fase del plan para reciclar el 70% de residuos en 2020

El Día, Puerto de la Cruz
25/oct/17 6:11 AM
Edición impresa
La ciudad inicia otra fase del plan para reciclar el 70% de residuos en 2020

El Ayuntamiento portuense anunció ayer el inicio de las principales acciones de la segunda fase del "Plan 70/20: El Puerto Recicla", una ambiciosa iniciativa promovida por el Área de Servicios Generales, Obras e Industria, en colaboración con el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife, Ecoembes, Ashotel y Ecovidrio, gestionada por la Fundación Canarias Recicla, y que tiene como objetivo mejorar los ratios de recogida selectiva de la ciudad turística, de manera que en el año 2020 se alcance un 70% de reutilización y reciclado.

A través de este proyecto, el Consistorio se propone ir más allá del compromiso actual comunitario de aumento de las tasas de reciclaje, consiguiendo adelantar el cumplimiento de los objetivos de reciclaje diez años antes, en 2020, marcados por la Comisión Europea para 2030.

En la presentación de ayer estuvieron presentes el alcalde de la ciudad, Lope Afonso; el concejal de Servicios Generales, Obras e Industria, Ángel Montañés; el jefe de Servicio del Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Cabildo Insular, Alejandro Molowny; la directora general de la Fundación Canarias Recicla, Carlota Cruz; el gerente de Canarias de Ecovidrio, Jorge Lorenzo; y el vicepresidente de Ashotel para la zona norte, Enrique Talg.

En esta segunda fase se volverá a estudiar lo que está sucediendo en los diferentes establecimientos hoteleros en los que se actuó en la primera fase para "corregir aquellas cuestiones que no han sido corregidas hasta ahora" y además se sumarán nuevas acciones que irán dirigidas a la "ciudadanía en general y al colectivo educativo", explicó Montañés.

Enrique Talg afirmó que el sector hotelero es el "principal actor que genera residuos por su volumen", y abogó por hacer ver a los empleados de los hoteles y al turista que deben tratar la basura que se genera en los establecimientos "tal como lo harían en su casa o país de origen".