Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno y el PSOE ultiman las medidas del artículo 155 leer
TACORONTE

Archivan la denuncia contra la secretaria municipal

El Juzgado de Instrucción Número 4 de La Laguna considera que la funcionaria no cometió ningún delito por empadronarse en la dirección del ayuntamiento del municipio.
R.S., Tacoronte
29/sep/17 6:16 AM
Edición impresa

La magistrada-juez del Juzgado de Instrucción Número 4 de La Laguna ordenó el pasado día 26 sobreseimiento provisional y archivo de la causa abierta contra la secretaria del Ayuntamiento de Tacoronte, María del Carmen Campos, por empadronarse como residente en la dirección del consistorio. La denuncia fue presentada en 2014 por un representante sindical de CSI-F y asumida posteriormente por la Fiscalía.

En el auto judicial, la magistrada-juez determina que "no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa (...), por lo que procede decretar el sobreseimiento provisional de las actuaciones".

"La no correspondencia de la residencia habitual real con la que figura en el empadronamiento podría constituir una infracción administrativa, en su caso, pero en el supuesto de que se haya utilizado ese empadronamiento para conseguir un beneficio en perjuicio de otro es cuando se estaría en presencia de delito", aclara el auto.

La juez entiende que no está acreditado que la funcionaria se empadronara en el ayuntamiento donde ejercía como secretaria de la corporación para contar con ventaja a la hora de inscribir a su hija en la Escuela Infantil La Bombillita Feliz, en 2007, y en la Escuela de Música Municipal, en 2010.

En el caso de la Escuela Infantil La Bombillita Feliz, el auto señala que "si bien es cierto que la investigada presentó el certificado de empadronamiento en Tacoronte, quedaron plazas vacantes y no tenía bonificación en la cuota". Por ello, se considera que no se aprovechó de su inscripción en el padrón.

Respecto a la Escuela de Música, "la menor ingresó en el curso 2010-2011 sin que hubiera lista de espera en ese curso para su especialidad, como tampoco la hubo en los cursos posteriores, en los que la renovación es automática (...) Por lo que ningún perjuicio causó a otros alumnos por constar empadronada ese año en Tacoronte".