Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan la muerte violenta de una mujer en El Vendrell leer

Campos: "El informe de la secretaria es absolutamente irrelevante"

El PSOE anunció ayer la expulsión definitiva de los cinco ediles que apoyan la moción de censura contra Dávila (CC), unas horas después de que confirmaran que van a seguir adelante.
Raúl Sánchez, Tacoronte
19/oct/13 1:32 AM
Edición impresa

Cuatro de los cinco ediles expulsados del PSOE por firmar la moción de censura contra el alcalde de Tacoronte comparecieron ayer en rueda de prensa para confirmar que la censura sigue adelante. Para apuntalar jurídicamente su postura, estuvieron acompañados por los abogados Antonio Espinosa y Felipe Campos, quien aseguró que la expulsión de los ediles es "nula y arbitraria" y recalcó que el informe que pueda hacer la secretaria del Ayuntamiento tacorontero sobre la tramitación de la censura es "absolutamente irrelevante".

Rodolfo León aseguró que "la moción de censura sigue adelante" y "no hay marcha atrás", y calificó de "desproporcionada" la reacción de su partido: "Se nos ha dado un trato muy distinto al de los consejeros insulares de El Hierro, y doblemente injusto, ya que CC nos retiró las competencias y eso nos debería dejar fuera del paraguas de otros pactos".

Unas horas después de esta comparecencia, tras conocerse la expulsión definitiva de los cinco ediles, anunciada por el PSOE, León recalcó que "es una treta más para intentar evitar la censura, pero vamos a seguir adelante".

Campos dijo que la expulsión del PSOE es "nula por vulneración clara del principio de defensa, ya que a estas personas se les acusa de incumplir un acuerdo adoptado por un órgano del partido, pero se trata de un acuerdo que desconocen y que no les han notificado".

Para Campos, "la sanción es arbitraria, ya que esta situación es idéntica a la de la censura en el Cabildo de El Hierro y en ese caso no se expulsa a nadie, mientras que en Tacoronte expulsan a todos. Lo político se ha introducido en el procedimiento jurídico, que tiene que seguir unas garantías procedimentales. A partir de ahí, todo se cae como un azucarillo. No se puede justificar esa sanción cuando el mismo supuesto recibe dos respuestas jurídicas distintas".

"No se da ninguna situación de transfuguismo, ya que tienen el apoyo unánime de la ejecutiva local y el respaldo tácito de la ejecutiva insular. Esta sanción no tiene ni pies ni cabeza", recalcó Campos.

El abogado denunció la "indisimulada conexión y complicidad entre CC y algunos dirigentes del PSOE, ya que la expulsión aprobada en la calle Ferraz, en Madrid, se notificó en Tacoronte mediante policías locales por orden del alcalde de CC e incluyó, con una necesaria coordinación, la hora y el día exacto del fin del plazo para presentar alegaciones, pues sabían cuándo iba a notificar la policía".

"La moción de censura es un derecho de los ciudadanos, que lo ejercen a través de los concejales, por lo que un partido no puede interferir -sentenció-. Se trata de un derecho fundamental de los ciudadanos, no de los partidos. Es descabellado interpretar lo contrario".

A su juicio, "causa risa hablar de partidos democráticos y ver comportamientos de personajes como Julio Cruz (PSC), todo lo contrario a la democracia. Sólo ordeno y mando".

Campos señaló que "las resoluciones sancionadoras no son ejecutivas hasta que sean firmes", e hizo un duro alegato contra los medios que han informado de las dudas jurídicas existentes: "La censura se va a producir, aunque desde el aparato mediático de CC se haya intentado amedrentar, asustar y manipular a los ediles para que no puedan ejercer un derecho fundamental de los vecinos. Ha sido lamentable y penoso este espectáculo dantesco".

Respecto a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias que anuló la moción de censura en el Ayuntamiento de Siero con los argumentos que CC quiere aplicar en Tacoronte, Campos dijo que es "un pronunciamiento aislado, que no crea jurisprudencia". En su opinión, "esa sentencia única y discutible" no impedirá la censura en Tacoronte, "como no impidió otras".

Tampoco dio importancia a un posible informe negativo de la secretaria del ayuntamiento: "La secretaria no tiene por qué informar, pero si informa, vamos a seguir adelante -advirtió Campos-. Su informe no tiene ninguna virtualidad jurídica. Estamos avalados por el informe del secretario del Cabildo, al que damos mucha más credibilidad. Si la secretaria informa, es absolutamente irrelevante; como que el PSOE notifique la expulsión o que continúen las amenazas. La censura sigue adelante y el informe de la secretaria es absolutamente irrelevante. Como se vio en Coria del Río".

Campos opina que los concejales no cometerían ningún delito de prevaricación si desoyen el informe de la secretaria, ya que existen dudas jurídicas sobre el asunto, "y existen informes como el del secretario del Cabildo. Quizás prevaricaría la secretaria si alguien la presiona para hacer un informe".

"Hablar de prevaricación es una falta de respeto a estos concejales (...). El informe de la secretaria no es vinculante ni preceptivo", sentenció Campos.

Antonio Espinosa añadió que la secretaria municipal "ya informó de la moción de censura y estamos ante un procedimiento que está reglado". En su opinión, "ya informó y convocó el pleno, por lo que no tendría que intervenir".

Campos recalcó que la secretaria "no debe informar más y la mesa de edad es la que decide todo. La secretaria puede informar, si se lo pide el alcalde, y los concejales pueden hacer lo que van a hacer: no hacerle caso a la secretaria".

El abogado subrayó que "la secretaria podrá hacer un informe si se lo piden, a la carta o como quiera, pero afortunadamente no va a tener eficacia. Ellos están amparados por la razón y por el informe del secretario del Cabildo de Tenerife, que tiene mayor cualificación que la secretaria de Tacoronte".

EL DÍA preguntó a Juan García si él, como presidente de la mesa de edad en el pleno del martes, seguirá adelante aunque el informe de la secretaria diga que la censura no cumple la ley. Su respuesta es que seguirá adelante, por lo que la censura se votará. Todo depende ahora de los cinco ediles expulsados del PSC y de los seis del PP. Cada uno de sus once votos es necesario para cambiar al alcalde.

Este lunes habrá un pleno extraordinario

Un trabajador del PSOE presentó ayer a las 14:40 horas en el registro del Ayuntamiento de Tacoronte la notificación de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE que confirma la expulsión definitiva de los cinco concejales del partido que firmaron la moción de censura contra Álvaro Dávila (CC): Rodolfo León, Juan García, Moisés González, Ángeles Dávila y Ana Díaz. Minutos después, el único edil socialista que no apoyó la censura, Carlos Medina, registró un escrito para constituirse como único miembro legítimo del Grupo Municipal Socialista, un asunto que se tratará en el pleno extraordinario convocado para este lunes 21 a las 15:00 horas.

El expediente de expulsión del PSOE se ha resuelto en apenas siete días, tras rechazarse las alegaciones de los cinco afectados. En su escrito, la Ejecutiva Federal designa a Medina como único edil del Grupo Socialista.

Todos estos pasos se han dado para que la moción de censura, que se debate este martes a las 12:00 horas, pueda considerarse ilegal, en aplicación del contenido del artículo 197 de la LOREG y el artículo 73.3 de la Ley de Bases de Régimen Local. La expulsión de los ediles del Grupo Municipal Socialista podría anular sus votos este martes, al requerirse una mayoría especialmente agravada. Sin embargo, sólo el presidente de la mesa de edad, Juan García, tiene la potestad de impedir la votación de la censura, por lo que el cambio de alcalde podría salir adelante y recurrirse a los tribunales, que tendrían la última palabra.

El PSOE emitió ayer un comunicado en el que asegura que también se suspende de funciones a la Ejecutiva local del PSC y nombra una gestora. De momento, la Ejecutiva regional asume el control de la agrupación local del PSC de Tacoronte.