Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Cabildo de La Palma activa el Plan Insular de Emergencias por una borrasca leer
JOSÉ MELCHOR HERNÁNDEZ CASTILLA *

De Agatha Christie a la ladera de Martiánez

* Secretario de la Asociación Wolfgang Köhler
14/dic/11 1:24 AM
Edición impresa

QUEREMOS felicitar a los organizadores y colaboradores del III Festival Internacional Agatha Christie, transcurrido en el Puerto de la Cruz entre el 19 y el 27 de noviembre de 2011. Agatha Christie, una de las escritoras más leídas, se hospedó en el hotel Taoro del Puerto de la Cruz en 1927, donde se inspiró para escribir "El enigmático Sr. Quin" (Londres, 1928). En el capítulo VI, "El hombre del mar", nombra los Jardines de La Paz y la Ladera de Martiánez, lugares de habitual visita por los distintos ilustres viajeros en Canarias.

Es probable que tanto Los Llanos de La Paz (antiguos jardines) como la Ladera de Martiánez constituyeran un único hábitat guanche prehispánico: agua, pastos, animales, casas, cuevas, etc. La Ladera de Martiánez es declarada bien de interés cultural (BIC) con categoría arqueológica en el año 2007, debido a los hallazgos de enterramientos guanches y a la cueva ritual de las cazoletas y canalillos, además de su interés paleontológico por el descubrimiento de fósiles de lagartos y ratas gigantes en la cueva de las palomas. En los años 50, el botánico sueco Eric Ragnar Sventenius (1910-1973) y el arqueólogo Luis Diego Cuscoy (1907-1987) propusieron la creación del Jardín Canario y de un ecomuseo al aire libre, respectivamente. Los valores naturales y culturales de tipo geológico, paleontológico, florístico, faunístico, arqueológico, histórico, antropológico y turístico le confieren al lugar una singularidad no encontrada en ningún lugar de Canarias.

No podemos resolver un problema si no lo analizamos y buscamos las distintas alternativas plausibles; y la Ladera de Martiánez manifiesta ciertas dificultades para su recuperación que presentamos aquí. Está afectada por innumerables problemas relacionados con la destrucción o merma de sus valores, la ocultación y privatización del paisaje ("tesoros en la trastienda"), la ocupación urbanística, la ruptura del talud, la evacuación de aguas residuales y la proliferación de uso indebidos (escalada, vivienda).

Es por lo que la Ladera necesita, en primer lugar, de la redacción de un Plan Especial de Protección (PEP) y de la planificación de su uso público, así como del desarrollo de diversas actuaciones relacionadas con la puesta en marcha de dichos planes. Este PEP, asimismo, debería contemplar: delimitar el área de actuación; definir los valores a conservar; establecer la zonificación y usos de la zona; redactar un plan de uso público; establecer las actuaciones y obras a realizar, y definir las medidas de restauración del paisaje y la vegetación.

La protección del paisaje debe ser el criterio básico para cualquier actuación urbanística y la recuperación de los elementos singulares, entre otros. Con estos dos axiomas podemos dar a conocer un lugar único en Canarias al lugareño y al visitante, sin que haya una merma del mismo.

En esta misma línea, dos ilustres personalidades como Melecio Hernández Pérez y Nicolás González Lemus impartirán una conferencia en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias del Puerto de la Cruz el día 15 de diciembre, denominada "Turismo y patrimonio"; una conferencia donde se pondrá sobre la mesa el patrimonio del Puerto de la Cruz, un recurso todavía no lo suficientemente valorado.

JOSÉ MELCHOR HERNÁNDEZ CASTILLA *