Santa Cruz de Tenerife
PUERTO DE LA CRUZ

Las ayudas económicas se sustituirán por materiales para evitar la picaresca

El edil de Bienestar Social, Luis Miguel Rodríguez, sostiene que así se garantizará un uso apropiado de las peticiones y aportes municipales. Se trata de una de las medidas estrella de la reestructuración que plantea para este departamento, que, según señala, ha pasado de pionero a la "tercera división" en los últimos años.
RAFAEL BARRETO, Pto. Cruz
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

El área de Servicios Sociales del Ayuntamiento portuense cambiará de rumbo y estrategia en su política de prestaciones y de atención a los ciudadanos con la creación de un instituto similar al que actualmente depende del Cabildo de Tenerife, según lo adelantó a EL DÍA el teniente de alcalde Luis Miguel Rodríguez (PP). Este recurso tiene por finalidad atender las solicitudes que se cursan en esta área de manera pormenorizada, de ahí que se haya modificado la ordenanza reguladora de la prestación social de emergencia.

Una de las novedades de los cambios introducidos se refiere a la aplicación de un nuevo concepto de prestación donde primarán las ayudas en especie en sustitución de las dinerarias, para actuar con mayor precisión y atender necesidades reales con un alto grado de fiabilidad, dado que las aportaciones económicas en efectivo se suelen prestar a picaresca o a un posible uso distinto para el que se pidió en su momento. Rodríguez explica que, "si una persona necesita unas gafas y no dispone de recursos para adquirirlas, se les entrega las gafas y no el dinero; o si se demanda una silla de ruedas, se les aporta ese material, y si necesitan comida, se les da alimentos o víveres".

El edil indica que "las ayudas en especie serán más precisas y evitarán la picaresca, al tiempo que se justificarán todas, cosa que no ocurre como hasta ahora, que no se justifican de una manera clara. Ahora será el ayuntamiento quien se encargue de acudir a los establecimientos requeridos para atender las distintas demandas de ayudas que formulen los ciudadanos con escasos recursos económicos o en situación precaria".

Las ayudas se canalizarán mediante un organismo autónomo o el propio instituto de Servicios Sociales. En esa línea, se trabaja en la creación de una empresa pública de Servicios Sociales. Es una idea novedosa en Canarias, pero que sigue el modelo de la existente en el Ayuntamiento de Málaga. Los programas sociales serán desarrollados por la futura empresa pública, mientras que las ayudas se canalizarán a través del organismo autónomo.

Rodríguez se plantea ambos proyectos como retos de futuro y, a partir de ahí, se modernizarán los Servicios Sociales. Recuerda que "el Puerto fue pionero en realizar programas sociales de toda índole, y ahora nos encontramos en la tercera división de los servicios sociales. Estamos intentando recuperar el puesto perdido y, para eso, me he rodeado de un equipo de profesionales y técnicos, como Nicolás Barroso, a quien se le ha encomendado cuestiones intelectuales y de coordinación de subvenciones, así como Víctor Camacho, que se ocupa ahora de la función de dirección de personal y administración de los recursos. Hemos creado una nueva estructura administrativa que antes no había", subraya.

Agrega que su mayor preocupación consiste en dar la respuesta en el menor tiempo posible a los ciudadanos. Insiste en que el sistema de ayudas de emergencias existente hasta ahora no responde a la realidad social, por lo que trabajan por introducir cambios.

El concejal destaca la "excelente" sintonía en el gobierno bipartito, porque considera que lo importante es trabajar en equipo por los ciudadanos "y dejarnos de diatribas e insultos, porque a los portuenses sólo les importa saber qué soluciones se van a dar a sus problemas. Los vecinos quieren que se realice ese puerto deportivo, que se construyan la nueva estación de guaguas y la ciudad deportiva. Poco interesa que nos estemos faltando. Los insultos y descalificaciones dicen poco del talante y calidad de las personas".