Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
Fallece ahogado un niño de cinco años en un hotel de Los Cristianos leer
LA GUANCHA

El ayuntamiento denuncia la aparición de vertidos ilegales

El concejal de Urbanismo del Consistorio guanchero, José Regalado (CC), asegura a EL DÍA que tras el cierre de la escombrera de Riquel, en Icod, "se han multiplicado los vertederos irregulares, sobre todo en el litoral".
EL DÍA, La Guancha
9/may/04 18:55 PM
Edición impresa

El concejal de Urbanismo y Agricultura del Ayuntamiento de La Guancha, José Regalado (CC), de-nuncia en declaraciones a EL DÍA la aparición de "numerosos" vertidos ilegales de escombros en el municipio tras el reciente cierre de la escombrera de Riquel, en Icod de los Vinos, la única planta del Norte donde se podían depositar los materiales de construcción usados.

Regalado comparte la preocupación expresada por el consejero insular de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez (CC), y asegura que "la clausura de esta escombrera sin ofrecer una alternativa para los vertidos provoca que la gente se deshaga de ellos en los barrancos, en las orillas de las ca-rreteras, en la costa e, incluso, en los montes".

La Policía Local del municipio presentó esta semana un informe gráfico sobre los vertederos ilegales que han aparecido en la localidad en las últimas semanas, "so-bre todo en la zona de la costa, donde tenemos amplias áreas despobladas", recalca Regalado.

Los alrededores del Charco Verde y del Charco del Viento son los lugares más afectados por los vertidos y desde el gobierno local se advierte del peligro de contaminación marina debido a la composición química de algunos de los materiales que se usan en la construcción.

"Si las administraciones públicas no ofrecemos alternativas para los vertidos, la gente los tira por donde quiere o los entierra en sus fincas, sin ser conscientes de que algunos materiales son altamente contaminantes", indica el edil.

A su juicio, "La Guancha es elegida como escombrera ilegal porque sus núcleos de población están muy concentrados y existen numerosas zonas despobladas, alejadas y aisladas cuyo control es muy complejo".

En su opinión, la clausura de la escombrera de Riquel "perjudica a todos, ya que los vertidos ilegales se dispersarán e irán a más".

El planeamiento guanchero pre-vé la creación de la primera planta de reciclaje de materiales de construcción de la comarca en la zona de La Montañeta, "pero ésta será una solución a largo plazo, puesto que aún debe recibir el visto bueno de la Cotmac".

La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural del Go-bierno de Canarias decretó hace algo más de dos semanas el cierre de la escombrera de Riquel, ubicada en el litoral icodense, por su afección a un Lugar de Interés Co-munitario donde crece una planta en peligro de extinción. Esta decisión ha sido aplaudida por el PSOE, ATAN y el Colegio Oficial de Biólogos, mientras que Wladimiro Rodríguez ha expresado su preocupación por las consecuencias de esta decisión regional.

LA GUANCHA