Santa Cruz de Tenerife

IPO pide una oficina de la vivienda para facilitar la autoconstrucción legal y la compra de suelo

El principal grupo opositor orotavense considera que es la mejor opción para ayudar a las familias con menos recursos e "intentar paliar" la indisciplina urbanística en el municipio y la carencia de viviendas sociales, cuya demanda, según sus últimos datos, se sitúa ya en el millar.

EL DÍA, La Orotava
16/mar/02 18:23 PM
Edición impresa

Como anunciará hace meses, el portavoz de IPO-LV en el Consistorio orotavense, José M. Hernández, detalló ayer la propuesta que su grupo presentará en el próximo pleno con el fin de crear una oficina municipal de la vivienda que facilite la autoconstrucción y la compra de suelo a las familias con menos recursos.

La iniciativa surge después de que IPO denunciara reiteradamente la indisciplina urbanística local, que asegura que es muy superior a la media canaria. A su juicio, una oficina de este tipo podría reducir bastante el número de edificaciones ilegales y, además, permitiría paliar la carencia de viviendas sociales, cuya demanda actual, y según sus últimos datos, se sitúa ya sobre el millar.

La oficina asesoraría gratuitamente sobre procesos de compra, alquiler, autoconstrucción, reformas o ampliaciones. Asimismo, podría redactar proyectos técnicos para las personas que prueben, tras exhaustivos análisis, que no pueden afrontar esos costes, con lo que no habría competencia desleal hacia los estudios de arquitectura.

El apoyo a la autoconstrucción sería sólo para viviendas que se ubicarían en la localidad y en suelo apto para ello.

La entidad también gestionaría líneas de créditos blandos y subvencionados y establecería programas de compra, promoción y urbanización de suelo público, que se ofertaría luego por debajo de los precios del mercado.

Hernández plantea también que la oficina elabore un censo de edificaciones, aporte información sobre ayudas de otras administraciones y le dé prioridad a los jóvenes que buscan su primera vivienda.

A su juicio, lo ideal es que se constituya como organismo autónomo o empresa pública, con lo que podría realizar iniciativas de promoción y creación de casas sociales, aparte de que se evitaría una posible competencia desleal a los agentes inmobiliarios.