Nacional
LO ÚLTIMO:
Clavijo cancela la reunión del Fdcan por la ausencia de Pestana y de la mayoría de alcaldes leer
PP CONGRESO

Casado reclama el derecho a decidir de quienes no apoyaron a Santamaría

Patricia de Arce, Madrid, EFE
6/jul/18 16:48 PM
eldia.es
Pablo Casado en Génova tras quedar en segunda posición en las primarias del PP./TWITTER PABLO CASADO

Pablo Casado insiste en dar la batalla hasta el congreso del PP y hoy ha sumado a todos los militantes que ayer no votaron a la candidata ganadora de la primera vuelta, Soraya Sáenz de Santamaría, para defender su derecho a decidir, con el voto de los compromisarios, a quién quieren de líder.

Un día después de celebrarse la primera ronda del proceso interno para elegir líder del PP, Casado ha hecho este reclamo y ha insistido en defender las normas del congreso por las que los compromisarios tienen la última palabra.

Mientras, desde la candidatura de Sáenz de Santamaría calculan ya que pueden contar con el apoyo suficiente de entre estos 3.184 delegados para ganar el congreso.

No solo recuerdan que son los más votados por la militancia, además creen que cuentan con un número "favorable" de compromisarios para la segunda vuelta, como ha apuntado hoy el director de campaña de la exvicepresidenta del Gobierno, José Luis Ayllón.

Ambos candidatos tienen por delante, en cualquier caso, la ardua tarea de recabar el mayor apoyo posible de los compromisarios.

También están ya hablando, para buscar esos votos, con los 'barones' del partido, muchos de los cuales han insistido hoy en pedir a los candidatos un esfuerzo en pro de la unidad.

Así lo ha hecho el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, para quien dicha unidad es básica y se puede conseguir antes, durante o después del congreso; o la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, para quien ha habido una "ganadora" aunque ahora hay que esperar si los candidatos son "capaces de llegar a un acuerdo".

El presidente del PP balear, Biel Company, ha pedido todos los esfuerzos posibles para una lista integradora, y en la misma línea se ha pronunciado el catalán Xavier Garcia Albiol.

Pero no parece que, por el momento, vaya a ser posible esa integración que tanto reclaman los líderes regionales.

Aunque Sáenz de Santamaría superó a Casado en 2,6 puntos, en la candidatura de este último ven los resultados de ayer como un "empate técnico".

Insisten a EFE en que no pueden "decepcionar" a los militantes que votaron a Casado, entre otras cosas, porque les prometió llegar hasta el final y no pactar ni hacer "apaños" de "colocar a unos y otros" en la futura dirección del partido.

Los de Casado, además, admiten que han hecho "borrón y cuenta nueva" en su relación con María Dolores de Cospedal, y aseguran haber olvidado ya todas esas acusaciones vertidas contra la secretaria general por supuestas presiones para que no se apoyara al vicesecretario de Comunicación.

Y cargan ahora con más fuerza contra el equipo de Sáenz de Santamaría, asegurando que sí ha habido muchas presiones en Andalucía a cargo de sus partidarios.

Una estrategia muy distinta a la de la exvicepresidenta, que hoy no ha comparecido ante los medios aunque desde su equipo han informado de que ya trabaja en la estrategia para esta segunda fase del proceso.

Sáenz de Santamaría insiste en defender, explican los suyos, una lista de "máxima integración" en la que estén representados todos los candidatos "derrotados" y el "mayor número posible de personas" de sus equipos.

La candidata mantiene ya contactos con dirigentes territoriales y compromisarios y prevé viajar en los próximos días para seguir los contactos directos. Empezará por País Vasco, Canarias y Ceuta.

Porque aunque en su candidatura confían en contar con más compromisarios que Casado, admiten que en estos días tienen que rascar todos los apoyos posibles para llegar seguros al cónclave del 20 y 21 de julio.

Y es que para ganar se necesita la mayoría absoluta del voto de los 3.184 compromisarios convocados, de los que ayer fueron elegidos 2.612 a cargo de los militantes -el resto son 522 natos, 40 del exterior y 10 de la Comisión Organizadora-.

En lo que coinciden varios dirigentes populares es en que no está claro que la suma de quienes apoyaban a Cospedal y a Casado permitan a este candidato vencer a Santamaría en el congreso con los votos de los compromisarios.

Porque en palabras del coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, "en política uno más uno no son dos" y en esta parte del proceso "las cosas van por otra vía".

"Decir estos son mis compromisarios, mis votos, y yo los doy, los quito, los pongo, los sumo, los bajo... esto no funciona estrictamente así", ha añadido.

Sobre estos cálculos, dirigentes consultados por EFE advierten de que hay circunscripciones en las que puede haber ganado un candidato y los compromisarios apoyen a otro.

Y sobre si se podrían sumar los compromisarios de Cospedal a Casado, un dirigente advertía de que los únicos delegados que puede tener seguros la secretaria general son los de su tierra, Castilla-La Mancha, donde es la líder del partido.

Pero en el resto del territorio puede que los compromisarios que apoyaban en primera vuelta a Cospedal se sientan ahora "libres" y ya no se vean "atados" a la secretaria general, porque no ha pasado el corte.

Todo es posible y por eso, subrayan las fuentes consultadas, los dos candidatos tendrán que tratar de convencer a todos los compromisarios. Uno por uno si hace falta.

PP CONGRESO