Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer
GOBIERNO / SÁNCHEZ

Carmen Calvo promete ser una juez implacable de sí misma para estar a la altura

Madrid, EFE
7/jun/18 13:48 PM
eldia.es
La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo (i)./Luca Piergiovanni (EFE)

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha prometido hoy ser una "jueza implacable" de sí misma para "estar a la altura" del cargo y se ha marcado como gran objetivo trabajar para "achicar las desigualdades".

En un acto celebrado en el Palacio de la Moncloa, Calvo ha recibido la cartera de su cargo de manos de la vicepresidenta saliente, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que se ha dirigido para recordar que trabajaron juntas "en algunas cuestiones delicadas" -ambas negociaron en nombre del PP y del PSOE la aplicación del artículo 155 en Cataluña- y expresar su "altísima estima personal e intelectual".

Calvo se ha comprometido a realizar un trabajo constante, con "rigor" y "pasión" para el que ha insistido que su gran objetivo es "achicar las desigualdades" y "construir la gran igualdad, la que nos afecta -ha dicho- a hombres y a mujeres"

"Nada se alcanza sin la pasión, que es una fuerza arrolladora para la entrega y para, también, una palabra desusada que voy a usar aquí, el pundonor. Sólo trabajo siendo jueza de mi misma, una jueza implacable", ha aseverado Calvo.

Ha añadido que el acto de traspaso de cartera es una muestra de estabilidad y de funcionamiento "impecable" del Estado democrático.

"Es un gobierno que sale y otro que entra para defender los intereses de nuestro país", ha recalcado la vicepresidenta, que ha añadido que el Gobierno de Pedro Sánchez, además de trabajar, va a escuchar y parecerse a cómo es la realidad española.

En ese contexto, ha resaltado: "La política vuelve a la política, la política se parece a la vida y nada será más natural que esto".

Soraya Sáenz de Santamaría, la vicepresidenta saliente, ha escuchado sonriendo las palabras que le ha dirigido su sucesora, quien le ha transmitido su "deseo sincero para todos los parabienes que acometa en su vida".

Ante el silencio que había en el momento inmediatamente posterior a hacerle entrega de la cartera correspondiente, ha sido Saénz de Santamaría la que ha iniciado el aplauso a Calvo bromeando con el comentario de que mal iban a empezar las cosas si tenía que ser ella la primera en dar pie a la ovación de los presentes en el acto.

Entre ellos se encontraban los nuevos ministros de Exteriores, Josep Borrell; Agricultura, Luis Planas; y Sanidad, Carmen Montón.

Al término del acto y en una conversación informal con los periodistas, la nueva vicepresidenta ha destacado las facilidades que ha dado el Gobierno saliente para realizar un traspaso que ha calificado de "impecable".

De la misma manera ha resaltado la buena relación en este momento tanto con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, como con el presidente del Senado, Pío García Escudero.

Ha hecho hincapié asimismo en que el nuevo Gobierno tiene como objetivo "tocar la realidad, pisar la calle" para escuchar las demandas ciudadanas, aunque ha dicho ser consciente de que pueden cometer errores.

Además, ha insistido en que la ejemplaridad en el traspaso de poderes es una muestra de la solidez del edificio de la democracia y de que las instituciones están por encima de los partidos.

Calvo ha comentado que por la mañana provocó la sorpresa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al escucharla prometer su cargo ante el Rey y decir que guardaría el secreto de las deliberaciones del "Consejo de ministras y ministros" cuando sólo estaba escrita en el papel que debía leer la palabra "ministros".

Un fórmula que han seguido la mayoría de ministros que la han sucedido en su toma de posesión.

Pedro Sánchez, Calvo y los otros 16 integrantes del Gobierno mantendrán mañana su primera reunión en Moncloa, en la que adoptarán sus primeras decisiones.

Entre ellas, los nombramientos de gran parte de los secretarios de Estado, como el de Comunicación, Miguel Ángel Oliver.

Ayer se confirmó este nombramiento por parte de Cuatro, el medio en el que trabajaba hasta ahora, y hoy ha sido desde Presidencia del Gobierno cuando se ha ratificado.

Oliver, nacido en Madrid en 1963, es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense y trabajó en la Cadena SER hasta su paso a Cuatro como editor y presentador de diversas ediciones informativas.

A lo largo de su trayectoria periodística ha ganado la Antena de Oro de la TV, dos Antenas de Plata, el premio Iris de la Academia de la TV y el Premio Ondas por "Hora 25".

GOBIERNO / SÁNCHEZ