Nacional

Barcelona clama contra la independencia

Centenares de miles de personas secundaron ayer la manifestación convocada por Societat Civil Catalana bajo el lema "Tomos somos Cataluña" Es la primera vez que el secretario del PSC secunda una protesta.
Efe, Barcelona
30/oct/17 6:04 AM
Edición impresa

Centenares de miles de personas se manifestaron ayer en el centro de Barcelona bajo el lema "Todos somos Cataluña", a favor de la unidad de España y de votar el 21D y en contra de la declaración de independencia del Parlament, una protesta a la que acudieron los dirigentes del PPC, Cs y PSC.

Según la plataforma organizadora de la protesta, Societat Civil Catalana (SCC), a la manifestación han acudido 1,3 millones de personas, una cifra que la Guardia Urbana de Barcelona rebajó a 300.000 personas, mientras que la Delegación del Gobierno en Cataluña calculó un millón de manifestantes.

En la cabecera de la protesta y tras la pancarta con el lema "¡Todos somos Cataluña! Por la convivencia, seny" se citaron la ministra Dolors Montserrat, el líder del PPC, Xavier García Albiol; el delegado del Gobierno, Enric Millo; el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder en Cataluña, Inés Arrimadas, así como el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, junto a dirigentes socialistas como Carmen Calvo (PSOE).

Es la primera vez que acude a una manifestación de SCC el líder del PSC, que se ubicó al lado de la ministra Montserrat, y cerca de ellos la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, o el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, entremezclados con dirigentes del PP como Andrea Levy, Jorge Fernández, Pablo Casado o Alberto Fernández Díaz, y de Ciudadanos, como Carina Mejías, José Manuel Villegas o José María Espejo-Saavedra.

En un paseo de Gràcia lleno de personas se ondearon banderas españolas, pero también catalanas y europeas, había globos blancos con las tres banderas, y se escucharon lemas y cánticos de "viva España", "viva Cataluña", "ni amnistía ni perdón", "golpistas a prisión", "TV3, manipuladora", "Puigdemont a prisión" o "todos somos Cataluña".

Sobre la convocatoria electoral que hizo el Gobierno para el 21 de diciembre tras el cese del Govern por saltarse la ley, los manifestantes corearon "Ahora sí vamos a votar" o "Votaremos", y muchos manifestantes han cantado el "Que viva España" de Manolo Escobar o el "Mediterráneo" de Joan Manuel Serrat.

En el tramo final de la manifestación intervinieron, además de los organizadores, el exministro socialista Josep Borrell, el ex secretario general del PCE Francisco Frutos y, a través de un vídeo, el exministro del PP Josep Piqué.

Borrell subrayó que ve las elecciones del 21 de diciembre convocadas por el Gobierno tras cesar al Govern como una "oportunidad de oro" para "echar al Govern nacionalista" de Cataluña y, tras arremeter con dureza contra Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, pedió a la Justicia que actúe contra los que "han hecho daño a Cataluña". Borrell cargó contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, a quien recriminó que hable en nombre de todos los catalanes; contra el exvicepresidente Oriol Junqueras, a quien ha tildado de "totalitario absoluto", y contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por ser una "emperatriz de la ambigüedad". Para Borrell, el proceso soberanista es "lo peor que le ha pasado a Cataluña".

El exministro y exdirigente popular Josep Piqué pidió "recuperar la unidad" de una Cataluña en la que "no sobra nadie y todos somos necesarios", frente a un independentismo "minoritario" que ha "coartado y coaccionado a la mayoría" de catalanes y ha "pervertido" el orden constitucional.

Por su parte, el ex secretario general del Partido Comunista de España Francisco Frutos opinó que los nacionalismos "destrozan el mundo" y, hablando "en nombre de la izquierda no nacionalista", se ha preguntado por qué no ha ido a la manifestación de SCC "la izquierda que le baila el agua a los nacionalistas", al tiempo que ha ironizado sentirse un "botifler" (traidor) contra el "racismo" que comporta el proceso soberanista.

En su manifiesto, Sociedad Civil Catalana llamó a aprovechar la "gran oportunidad" de las elecciones autonómicas del 21 de diciembre para "restaurar la normalidad institucional" y recuperar "unas instituciones autonómicas reforzadas y prestigiadas" que resulten en una "Cataluña unida".

Los comicios deben permitir lograr "una Cataluña unida, sin vencedores ni vencidos", afirma el manifiesto, leído en castellano y catalán por los dirigentes de SCC Àlex Ramos, Miriam Tey y José Domingo, tras la manifestación convocada ayer por la entidad bajo el lema "Cataluña somos todos".

El texto denuncia que "Junts pel Sí y la CUP quieren imponer a todos los catalanes su minoría social en el Parlament" y que "han confundido la minoría nacionalista con Cataluña y Cataluña no es de los independentistas".

el desafío catalán

Un taxista herido por un ultra

Un taxista resultó ayer herido leve al recibir el impacto del cristal de su ventana, que se rompió porque un grupo de ultras arrojaron un objeto contra su vehículo cuando se encontraba en la calle Casp de Barcelona, cerca de donde se desarrollaba una manifestación contra la independencia. La Guardia Urbana de Barcelona ha abierto una investigación para tratar de identificar al autor del lanzamiento del objeto, que estaba oculto entre un grupo de radicales.

Según los Mossos d'Esquadra, la manifestación en la que centenares de miles de personas llenaron ayer el centro de Barcelona a favor de la unidad de España se desarrolló sin incidentes de importancia, pese a algunos momentos de tensión. Pese a ello, fuera del marco de la manifestación, un grupo de radicales se desplazaron a la plaza de Sant Jaume de Barcelona, donde increparon a los Mossos d'Esquadra y protagonizaron varios momentos de tensión, con amagos de enfrentamiento con la policía catalana.