Santa Cruz de Tenerife
DEBATE CATALUÑA

El PSOE pedirá reprobar a Santamaría por las cargas policiales en Cataluña

Madrid, EFE
3/oct/17 13:04 PM
eldia.es

La portavoz socialista, Margarita Robles./Mariscal (EFE)

El PSOE pedirá la reprobación en el Congreso de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al considerarla responsable de las "instrucciones políticas" dictadas a la Policía Nacional y la Guardia Civil y que desembocaron en las cargas que hubo en la jornada del 1 de octubre.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha subrayado que "la responsabilidad última política" de lo ocurrido el pasado domingo corresponde a Sáenz de Santamaría por ser la "coordinadora de la actuación del Gobierno" contra el referéndum ilegal.

"Las fuerzas de seguridad han cumplido las instrucciones recibidas, que han tenido un contenido político clarísimo que viene desde la vicepresidenta del Gobierno", ha criticado Robles en una rueda de prensa en el Congreso.

La portavoz socialista ha explicado que antes de la reprobación, se debatirá una interpelación -aún sin fecha- para que la vicepresidenta comparezca ante la Cámara Baja con el objetivo de "explicar y asumir responsabilidades por las directrices" que se dieron a las fuerzas policiales.

Posteriormente, el PSOE presentará una moción que incluirá la solicitud de reprobación, una medida que pueden plantear los grupos parlamentarios para censurar la acción de un miembro del Gobierno, aunque no tiene carácter vinculante.

En esta legislatura, se ha reprobado al ministro de Justicia, Rafael Catalá, por su actuación en la trampa de corrupción del caso Lezo y al de Hacienda, Cristóbal Montoro, por la amnistía fiscal aprobada en 2012.

Robles ha expresado el apoyo "inequívoco y sin fisuras" del PSOE a la labor que han desarrollado en Cataluña las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a pesar de las condiciones "francamente lamentables" en las que han tenido que desarrollar su tarea.

Ha remarcado que los agentes de la Policía y la Guardia Civil obedecieron las órdenes recibidas, si bien esas instrucciones fueron las causantes de las cargas.

Por ello, ha hecho hincapié en que el PSOE tiene la obligación de abrir un debate en el Parlamento para que la vicepresidenta dé las explicaciones oportunas, después de que la Comisión Europea y la ONU hayan expresado su queja por la actuación policial.

"No podemos mirar para otro lado. El PSOE quiere una España fuerte en un contexto de una Europa por los derechos y libertades. Los ciudadanos tienen derecho a conocer las instrucciones políticas que se dieron", ha añadido Robles.

La portavoz del grupo socialista ha lamentado que la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante el Congreso sobre la crisis de Cataluña se haya pospuesto a la próxima semana.

A su juicio, "resulta difícilmente entendible que con lo que se está viviendo, el Parlamento no se reúna esta semana" para habilitar la comparecencia de Rajoy.

Sobre la postura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, para tratar de resolver el desafío independentista, Robles ha insistido en que es preciso abrir "un diálogo institucional" entre el Ejecutivo y la Generalitat, en paralelo a la comisión sobre el modelo territorial acordada en el Congreso.

"El Gobierno debe tomar sus decisiones y no tratar de ampararse en el PSOE, como ha hecho hasta la fecha en jueces y las fuerzas de seguridad", ha reconvenido Robles.

También ha advertido al presidente catalán, Carles Puigdemont, de que "no puede conducir a Cataluña a una situación de ruptura social" al considerarlo una "gravísima irresponsabilidad".

"No puede seguir esta sinrazón. Hacemos un llamamiento al sentido común y a las vías de diálogo para que acaben con esta situación", ha apostillado la portavoz socialista.

Robles ha garantizado que el PSOE apuesta por "la unidad en defensa de la legalidad y el Estado de derecho y lo va a seguir haciendo porque es un partido de Estado".

Respecto a la huelga general convocada hoy en Cataluña por los sindicatos afines al independentismo, Robles ha insistido en su rechazo a "todo lo que ahonde la fractura social en Cataluña".