Santa Cruz de Tenerife
CATALUÑA / CORRUPCIÓN

Alavedra reconoce que cobró comisiones del 4% por mediar en proyectos urbanísticos

Madrid, Europa Press
23/mar/17 11:10 AM
eldia.es
Fotografía tomada de un monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional durante la declaración del exconseller catalán de Economía Macià Alavedra./Javier Lizon (EFE)

El exconseller de Economía de la Generalitat de Cataluña Macià Alavedra ha reconocido este jueves que tanto él como el exconseller de Presidencia Lluis Prenafeta, ambos personas cercanas a Jordi Pujol, cobraron comisiones del 4 por ciento por su labor de "intermediación" en dos operaciones urbanísticas llevadas a cabo en Sant Andreu de Llavaneres y Badalona.

En esta cuarta sesión de juicio sobre el caso Pretoria que se celebra en la Audiencia Nacional, Alavedra ha aceptado los hechos que les imputa el Ministerio Público tras el acuerdo alcanzado con la fiscal Ana Cuenca, y ha precisado que la labor de intermediación en la operación 'Niesma' en Llavaneres consistió en atraer a dos compradores, los empresarios Lluis Casamitjana y Solano, dueño de la empresa Restaura.

La representante del Ministerio Fiscal, que apuntó que por el operativo de Llavanares los dos exaltos cargos de la Generalitat obtuvieron unas ganancias ilícitas de 800.000 euros, ha adelantado al término de la declaración de Alavedra que el acuerdo alcanzado con el mismo se dará a conocer cuando eleven a definitivas sus conclusiones y conllevará, de gestarse las condiciones que implican el pago de la multa, una pena que no implique ingreso en prisión.

El operativo se basó en la compra de dos fincas situadas en la zona conocida como Can Riviera para su posterior venta una vez aprobada su recalificación urbanística, según ha indicado el acusado que se enfrenta a una pena de prisión de seis años y 10 meses de cárcel y multa de 10,3 millones de euros.

Alavedra ha reconocido que su labor fue presentar el empresario Solano al empresario Luis Andrés García, alias 'Luigi' y cabecilla de la trama, y a cambio recibieron el 4 por ciento de comisión sobre el precio de venta del terreno, un movimiento que ha calificado de "habitual", todo en base a un "pacto verbal" acordado entre García, Prenafeta y él mismo.

"Prenafeta fue el que trajo al comprador y Luis Andrés García tuvo un contacto esencial en Badalona coordinó todo el grupo de accionistas. Yo a través de mi participación a través de Promogrup Deu, participé también", ha explicado a preguntas de la fiscal y ha aclarado que él fue socio al 10 por ciento de esta sociedad aunque luego vendió su parte y acabó participando únicamente en un 2,5 por ciento.

Según el Ministerio Público, los tres acusados se ofrecieron a intermediar en Badalona en la compra-venta de unos terrenos ubicados junto al Puerto Deportivo "a cambio del cobro de ilícitas comisiones".

La gestión de este proyecto, aprobado por acuerdo del Consejo Ejecutivo de la Generalitat de Cataluña en 2002, recayó en la sociedad pública Marina Badalona, participada al 50 por ciento por el Ayuntamiento de Badalona y el Consell Comarcal Barcelonés y creada exclusivamente con la finalidad de gestionar el puerto deportivo, según el escrito de conclusiones provisionales de la fiscal.

DESVINCULA A ARTUR MAS

En relación a dos conversaciones telefónicas escuchadas durante la vista entre Prenafeta y Alavedra y en las que se hacía referencia al expresident de la Generalitat y sucesor suyo en la consellería de Economía, Artur Mas, Alavedra ha precisado que éste "no intervino para nada" en ninguna de las tres operaciones urbanísticas que se llevaron a cabo en el área metropolitana de Barcelona.

Según ha dicho únicamente se refirieron a él porque en ese momento (2009) preveían que Mas fuera a ser elegido presidente de la Generalitat y se preguntaban por cómo iban las encuestas, Además de la operación 'Niesma' en Sant Andreu de Llavaneres y la operación Badalona, el tribunal de la Audiencia Nacional juzga también la operación Pallaresa en el ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, si bien de esta última el exalto cargo de la Generalitat se ha desvinculado afirmando que no participó en dicho operativo.