Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno aprobará el sábado la aplicación del artículo 155 leer

El PP empata con el PSOE en estimación de voto

Tras el arranque de la legislatura, los socialistas han perdido 4,1 puntos de apoyo, al tiempo que el partido liderado por Mariano Rajoy ha subido 1,7 puntos, según refleja el último barómetro del CIS.
EFE, Madrid
2/ago/08 2:01 AM
Edición impresa

El PP empataría con el PSOE en estimación de voto si hoy se celebraran elecciones generales, según el último barómetro del CIS, debido a que tras el arranque de legislatura los socialistas han perdido 4,1 puntos de apoyo, al tiempo que el partido liderado por Mariano Rajoy ha subido 1,7 puntos.

La encuesta, elaborada a partir de 2.468 entrevistas entre el 7 y el 13 de julio, después de los congresos celebrados por ambos partidos, revela que el PSOE lograría el 39,5% de los votos, sólo dos dé-cimas más que el PP, en tanto que IU obtendría el 4,8%, casi un punto más que en el barómetro de abril.

Asimismo, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) muestra una bajada generalizada en las puntuaciones de los ciudadanos a los líderes políticos, aunque el presidente del Gobierno sigue en cabeza, con una media de 4,75 puntos que rebaja su 5,58 de la anterior encuesta.

Si en aquel estudio, el primero del CIS tras las generales, el PSOE, con el 43,6%, se distanciaba seis puntos del PP, en tres meses la situación ha permitido a este último empatar con los socialistas, debido sobre todo a la fuerte caída del respaldo recibido por el PSOE.

En las demás fuerzas políticas, IU consolida su tercera posición al subir 0,9 décimas y lograr el 4,8% del voto estimado y CiU se lleva el 3,3%, una décima más.

Los demás partidos ven restadas sus expectativas electorales: con un respaldo del 1,1%, el PNV pierde cuatro décimas; UPyD se queda en el 2,5%, con una décima menos, al igual que ERC, situado en el 1,5%, y el BNG obtiene el 0,9%.

Zapatero, suspenso

En el muestreo, entregado ayer en el Congreso, los ciudadanos puntúan a los dirigentes políticos, y dan a Zapatero la mayor nota (4,75), pero sin llegar al aprobado que conservaba desde enero.

Rajoy, con 3,99, empeora su 4,24 del barómetro de abril, en tanto que el líder de IU, Llamazares, pasa a 3,29, apenas cinco centésimas menos, y el portavoz de CiU en el Congreso, Duran, baja del 3,62 anterior a un 3,38.

En paralelo, los índices de confianza en Zapatero y Rajoy empeoran sus respectivas posiciones. Si en abril el 46% decía tener "mucha" o "bastante" confianza en el jefe del Ejecutivo, ahora es el 34% (12 puntos menos), y si entonces el 51,5% sentía "poca" o "ninguna confianza" en él, ahora es más, el 63,4%. También pierde Rajoy, ya que el 78,8% no confía en él (antes era el 75,7%) y los que sí confiaban en Rajoy (el 20,5%) ahora son menos, el 18,4%.

Igualmente tienen puntuaciones los miembros del Gobierno, en una tabla que sigue encabezando la vicepresidenta primera, Fernández de la Vega, con 5,35 puntos, seguida de la ministra de Defensa, Chacón (5,24 puntos), y del titular del Interior, Pérez Rubalcaba (5,09 puntos).

Los tres son los únicos que aprueban frente a la estadística precedente, en la que había ochos ministros "aprobados"; además, todos los miembros del Gabinete tienen peores puntuaciones. Es significativo el caso del titular de Economía, Solbes, que pierde un punto y se queda en 4,3, y el de la ministra de Igualdad, Aído, que era una de las que superaba el 5 tras su nombramiento y ahora se lleva la nota más baja, un 3,62.

Al evaluar la gestión del Gobierno, la percepción es mala para el Ejecutivo, porque son menos (el 19,9%) quienes la consideran "buena" o "muy buena" (el 34,7 en abril) y son más (el 33%) quienes la califican de "mala" o "muy mala" (antes sumaban el 20,9%).

Tampoco son buenas en este barómetro las cifras para la oposición, ya que si en abril el 14,4% evaluaba positivamente su papel, ahora sólo es el 11,1%, y además también ha aumentado al 45,7 quienes apuntan que lo está haciendo mal (hace tres meses eran el 41,3%).

El CIS ha elaborado su estudio tras los congresos del PP y el PSOE y ha preguntado a los encuestados por ambos cónclaves.

Un 47,8% dice que las decisiones adoptadas en la cita del PP no supondrán cambios significativos para el partido, frente a un 25,7 que opina lo contrario; el 32,5 ha tenido una impresión "más bien ne-gativa" de este congreso y el 23,4 "más bien positiva".

En similares términos, el 54% entiende que el congreso socialista no ha adoptado decisiones que comporten cambios importantes y el 20,8 piensa que sí los habrá.

Interpretaciones

De la Vega atribuyó ayer el resultado del CIS a la situación económica "que contamina la percepción política" de los ciudadanos. Recordó que no es su costumbre co-mentar las encuestas, pero indicó que el Ejecutivo tiene por delante cuatro años para demostrar con su trabajo "pleno y constante, como estamos haciendo, que tiene ideas, proyectos e iniciativas para España y sabemos aplicarlas".

Por su parte, el PP interpreta los datos como prueba de que la confianza de los españoles en el Gobierno está "en caída libre" y de que el Ejecutivo socialista no está afrontando debidamente la crisis económica. Así se expresó el secretario general del grupo popular en el Congreso, José Luis Ayllón, quien destacó que casi siete de ca-da diez españoles crean que la si-tuación es peor que hace un año y que casi la mitad teman que dentro de un año la crisis será peor.