Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Cataluña y los incendios, ejes de la sesión de control hoy en el Congreso leer

Dos etarras estarán 15 años menos en la cárcel por error

COLPISA, Madrid
1/ago/08 1:55 AM
Edición impresa

La Audiencia Nacional indicó ayer en una sentencia que dos etarras, Asier Mardones y Josune Oña, estarán quince años menos en la cárcel -cumplirán un máximo de 25 en vez de 40- por un error de la Fiscalía a la hora de calificar los delitos que ambos cometieron.

La Sección Primera les ha condenado a 74 y 69 años de cárcel, respectivamente, por preparar el 14 de septiembre del año 2003 una emboscada en el enclave alavés del Alto de Herrera a una patrulla de la Ertzaintza en la que resultaron heridos graves durante el tiroteo dos agentes y murió el terrorista Arkaitz Otazua.

El tribunal les condena por sendos delitos de atentado con resultado de lesiones -los policías heridos- a 20 años de cárcel por cada uno, además de por otros de sustracción de vehículo, detención ilegal, y de tenencia ilícita de armas. Los magistrados señalan que si la fiscal lo hubiese pedido les habrían condenado por homicidio terrorista frustrado, con lo que la pena sería superior a 20 años de cárcel.

El matiz es muy importante porque cuando terminen los juicios contra ellos y se acumulen sus penas para saber cuántos años reales cumplirán en la cárcel, si tienen penas superiores a 20 años pueden permanecer en prisión, según la ley, hasta un máximo de 40 años.

En cambio, aunque tengan decenas de años de condena, si la pena más grave no supera los 20 años de cárcel la estancia máxima en prisión es de 25 años.