Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hoy, tormentas en Canarias leer

Cáritas desempolva un proyecto social para la cafetería de La Vega

La entidad católica presentó en junio del pasado año una iniciativa al ayuntamiento A la vista de que el espacio continúa cerrado, hoy abre la puerta a retomar la propuesta.
D. Ramos, La Laguna
5/nov/17 0:27 AM
Edición impresa

Cáritas Diocesana de Tenerife presentó al Ayuntamiento de La Laguna en junio de 2016 un proyecto de empleabilidad para la cafetería del parque de La Vega, que va camino de los dos años cerrada. La idea de la entidad era crear una "plataforma de aprendizaje" para jóvenes en situación de vulnerabilidad social que se convirtiese en un "referente" de la economía solidaria y el consumo responsable en el municipio. Sin embargo, la respuesta que obtuvieron desde el consistorio fue que estaban redactando las bases para sacar a licitación el servicio y que, en todo caso, debían concursar, explica la coordinadora del Departamento de Acción Social de la organización, Úrsula Peñate.

Tras el reportaje publicado por este periódico el pasado fin de semana, Cáritas desempolva aquella iniciativa. "Es una pena que haya espacios públicos cerrados que pueden ser de utilidad", lamenta Peñate, que añade que, en función del grado de conservación de la instalación, podrían estudiar que se retome aquella acción, que en su día no pasó de la cita con el ayuntamiento y del documento de nueve páginas entregado.

Según se detalla en él, la idea surge del análisis y de la necesidad detectada por la institución de facilitar la empleabilidad de la población juvenil. Más adelante sostiene que una actuación de esta naturaleza permite desarrollar competencias sociales y personales, así como otras necesarias para "acceder y mantener" un puesto de trabajo: autoconfianza, autocontrol, comunicación, cumplimiento de normas y tareas, y razonamiento matemático.

Los beneficiarios directos serían 30, con edades comprendidas entre los 16 y los 30 años. "Empezaremos con un grupo de 20 jóvenes cuyas bajas por inserción u otro motivo se irán sustituyendo", indica la propuesta. Los aprendices se dividirían entre los instruidos en "operaciones básicas de cocina" y en "operaciones básicas de restaurante y bar".

Apunta Peñate que este es un proyecto social y, en consecuencia, duda de que Cáritas contase con opciones en la licitación prevista y que se ha venido demorando. "Se podía haber aprovechado durante este año y medio para dar formación, independientemente de que luego se sacara a concurso si era lo que tenían en cabeza", afirman desde la entidad católica en este momento en el que vuelven a abrir la puerta a aquella iniciativa.