Santa Cruz de Tenerife
EL ROSARIO

La continuidad de los concejales del PSOE en el gobierno, en el aire

El giro en la dirección local y el anuncio realizado por Álvaro Meneses abren la puerta al regreso a un gobierno en minoría Los números de la censura no terminan de salir.
D. Ramos, S/C de Tenerife
29/sep/17 6:16 AM
Edición impresa

El cambio en la gestora del Partido Socialista (PSOE) en El Rosario y las manifestaciones de su nuevo presidente, Álvaro Meneses, dieron paso ayer a un "tsunami" en el entorno de la agrupación. Con el giro en la dirección ha quedado en el aire la continuidad en el gobierno de tres concejales de esta formación y, con ello, se ha abierto la puerta al regreso a un acuerdo en minoría de Iniciativa por El Rosario-Verdes (IR-Verdes) y Sí se Puede (SsP).

El ex secretario general local Iván Armas -uno de los ediles integrados en el pacto- volvió a optar este jueves, al ser preguntado por el actual escenario, por no entrar en grandes análisis. A la espera de una reunión con el partido, señaló que Meneses les ha comunicado que tiene prevista la elaboración de un "plan de trabajo". Desde el otro lado, José Antonio Estévez -candidato en 2015 a la Alcaldía- se pronunció en términos similares a los que había empleado anteayer su compañero y presidente de la gestora: "Nosotros estamos intentando enterrar el hacha de guerra; no queremos crispar a la gente". Y remarcó: "Aquí ya no hay sectores de unos ni de otros; aquí estamos todos a una".

Como adelantó este periódico, fue el lunes cuando salió de Ferraz la resolución. Presidido hasta ahora por Manuel Armas, el órgano pasaba a manos de Meneses. Ni este último ni su compañero Estévez se encuentran en el acuerdo con IR-Verdes y SsP, suscrito ocho meses después de la toma de posesión y del que ellos no fueron ni informados, según denunciaron en su momento. Pero en las primarias nacionales y regionales apostaron por las candidaturas ganadoras: Pedro Sánchez y Ángel Víctor Torres (mientras que sus adversarios lo hicieron por Susana Díaz y Patricia Hernández) y todo ha cambiado.

Una de las posibilidades "a priori" es la moción de censura, pero varias fuentes mantienen que los números no dan. En parte, aquella opción tomó cuerpo ayer por las declaraciones de Álvaro Meneses, que dijo el miércoles que se convocará una asamblea en la que la militancia decidirá el futuro del pacto, al tiempo que pidió "lealtad" a los concejales. Sin embargo, el consistorio rosariero cuenta con 17 ediles, divididos entre los cinco de IR-Verdes, los cinco del PSOE y los dos de SsP, así como dos de Vecinos por El Rosario (VxR), dos del Partido Popular (PP) y uno de Ciudadanos (Cs), y para una suma alternativa se requiere del concurso de VxR y PP. Si bien esas fuentes no descartan que el Partido Socialista aceptase compartir gobierno con la primera de esas dos formaciones (pese a los vínculos de esta con Ana Lupe Mora, condenada por el caso Varadero), sí aseguran que los conservadores no se sumarán.

El choque generado llevó incluso a que este jueves reaccionasen voces apartadas de la política, como la del exconcejal socialista Evelio Hernández -que se puso en contacto con esta publicación para dar a conocer su malestar con la decisión-, y derivó en críticas a la composición del órgano. Y en paralelo, algunas incógnitas acerca de la determinación que adoptarán los tres ediles del PSOE si la formación acuerda salir del gobierno, así como sobre la línea que en adelante seguirá la organización: volver a la senda del anterior regidor local, Macario Benítez, y abortar definitivamente el "fichaje" del hoy alcalde, Escolástico Gil, o bien decantarse por algún camino intermedio, en el que se entremezcla la opción de que se produzca una nueva escisión con dirección a IR-Verdes.