Santa Cruz de Tenerife

La carpa del mercado no permitirá quemar este año la traca en la plaza del Cristo

D.B., La Laguna
1/ago/08 1:56 AM
Edición impresa

La presencia de la carpa del mercado municipal no permitirá este año, por primera vez en la historia, quemar la traca de más de 14.000 voladores en la plaza del Cristo, ya que podría provocar un incendio en el citado centro comercial o deteriorar el plástico, aunque sea ignífugo, de la cubierta de la moderna recova.

La concejalía de Fiestas está estudiando la situación, siendo probable que, siguiendo las normas de seguridad ciudadana, la traca sea colocada cerca de la plaza en un terreno. Lo importante es que, como han dicho los poetas, los voladores enciendan el cielo de rojo y asciendan como miles de ofrendas al Cristo lagunero. El contacto cercano con la traca sólo motivaría, como ocurre anualmente, quemaduras y algún que otro susto.

Otro problema es la falta de espacio para el desarrollo de las fiestas del Cristo por la presencia del mercado, lo cual la concejala de Fiestas, en un primer momento, ha solucionado con el corte en breve del monumento de hierro central de la plaza formado por cuatro pilares de hierro.

Una vez que se tenga el espacio que quede, los técnicos decidirán si la plaza aguanta el elevado peso del mercado, cuya sola estructura supera las 2.500 toneladas, a lo que hay que añadir el peso del material que ya tiene dentro la recova, más el del escenario de las fiestas del Cristo y la presencia de más 14.000 personas.

Ante todo ello, la Asociación de Vecinos Casco Histórico ha propuesto a la concejala de Fiestas, Julia Dorta, que pida al Ejército que preste las instalaciones del patrio central del cuartel del Cristo, con el fin de utilizarlo como complemento a la plaza.

En dicho espacio, el presidente de la citada asociación, Pablo Reyes, señala que sería idóneo para colocar el escenario de las fiestas, quioscos o tómbolas de los feriantes. Un recinto que -añade- "consideramos ideal porque, además, dispone de varias puertas de acceso y viene a suplir el espacio ocupado por la recova provisional".

Pablo Reyes plantea que sería cuestión de vallar el recinto y colocar agentes de seguridad, de cara a evitar el acceso al antiguo convento y cuartel".

La asociación de vecinos Casco Histórico está convencida de que La Laguna saldrá ganando con dicha propuesta, que dará mayor esplendor a las fiestas mayores de la ciudad.

Para el otro lado de la plaza se propone la colocación de los arcos, las turroneras y puestos más pequeños que aportan el ambiente festivo. Se añade que varias instituciones apoyan esta propuesta.