Santa Cruz de Tenerife

Iriome, como una moto

El interior derecho inició la pasada temporada con la desventaja de haberse sumado tarde a los entrenamientos. Ahora, el icodense parte de cero, como casi todos sus compañeros, y dispuesto a ser "alguien importante en el Tenerife".
J. RUIZ, Barlovento
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Iriome necesitaba descansar como es debido y partir de cero en una pretemporada. Hace un año no pudo hacerlo. Lo convocaron para el Mundial de la categoría sub'20 que se celebró en Canadá -todo un premio para el icodense tras su brillante estreno en el fútbol profesional- y comenzó con retraso la puesta a punto del Tenerife con vistas a la Liga. De hecho, ni siquiera participó en la anterior convivencia del equipo en Barlovento.

Ahora, la situación del canterano es distinta. No se ha perdido ninguna práctica y está demostrando encontrarse en un excelente estado de forma. Con un largo camino por recorrer, el mismo que le resta a los demás integrantes de la plantilla, Iriome aspira a ganarse la confianza de José Luis Oltra y seguir asombrando con su potencia y precisión como interior derecho. Por ahora, el joven jugador es optimista a la vez que cauto, ya que si bien desea "ser alguien importante en el Tenerife", es partidario de tomarse las cosas con "calma" y "trabajar fuerte cada día". No en vano, sabe perfectamente que la constancia y el esfuerzo terminan dando sus frutos. Por encima de todo, desea que "todo salga bien esta campaña, tanto en el apartado colectivo como en el particular".

En el primer caso, el centrocampista blanquiazul prefiere no aventurarse con ningún pronóstico del papel que interpretará el Tenerife en la Liga, ya que en estos casos también aplica la fórmula de avanzar "paso a paso". De todos modos, no duda de que el representativo cuenta con un "buen conjunto" y, en consecuencia, intuye que "vamos a dar que hablar". Pero no va más allá. Ni siquiera se distrae con soñar despierto con el salto a la máxima categoría. "No me gusta hablar de ascenso, sino ir partido a partido", advierte.

En lo que sí se muestra más explícito es en la evaluación de las novedades del plantel. Es más, se anima a tildar de "acertados" los refuerzos que se han sumado al proyecto blanquiazul a lo largo del verano. Y es que el canterano es consciente del valor que atesoran futbolistas tan "polivalentes" como los que ha encontrado Santiago Llorente. "Hay compañeros que puede moverse en las dos bandas y también en la mediapunta, y eso es importante para el colectivo y también para el entrenador", comenta haciendo alusión a jugadores como los recién llegados Alfaro, Daniel Kome y Gaizka Saizar u otros que ya pertenecían al club, como Ayoze o él mismo.

En definitiva, Iriome representa un claro ejemplo de la energía que caracteriza al nuevo Tenerife, virtud que el icodense ha podido reforzar gracias a la estabilidad deportiva que atraviesa. "El año pasado me perdí estos días en La Palma y creo que me va a venir bien trabajar con el grupo desde el principio", reconoce el futbolista.