Santa Cruz de Tenerife

Doble triunfo del "Desafío"

El equipo español ganó las divisiones Transpac 52 y GP42 y escribió una página histórica dentro de la vela española y en la prueba balear con su doble victoria en la Copa del Rey. Canarias estuvo representada por los barcos "Puerto Calero" y "Hampel Power Plate".
EFE, Mallorca
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Los triunfos en las divisiones Transpac 52 y GP42 de las dos embarcaciones representantes del "Desafío", el sindicato español de Copa América 2007, en la 27 edición de la Copa del Rey han escrito una página histórica en la vela española y en la prueba con su doble victoria.

Se trata de la primera ocasión en la que dos embarcaciones del mismo equipo vencen en dos clases distintas en una regata de alta competición en nuestro país.

La bahía de Palma y las numerosas embarcaciones seguidoras de la prueba han sido espectadores de excepción del majestuoso triunfo del "Desafío" (CM El Abra), al mando del estadounidense Terry Hutchinson en la división Transpac 52, tras un duelo impresionante con el "Bribón" (RCN Barcelona) y de su gemelo, al mando de Laureano Wizner, en la GP42, neutralizando al todopoderoso "Near Miss" suizo comandado por Bertrand Pacé.

El "Desafío" partía como líder con un punto de ventaja sobre el "Bribón" y el alemán "Platoon" del tricampeón olímpico Jochen Schuemann, empatados en la segunda plaza y el "Mutua Madrileña" (RCN Valencia) era cuarto a sólo cuatro puntos del líder.

Con un viento de diez nudos, que fue decayendo a medida que avanzaba el día, era evidente que quien pegase primero sería el vencedor, porque el aplazamiento de casi una hora y media hacía imposible el que se pudiesen disputar dos mangas.

El "Platoon" quiso evitar la pelea con sus otros dos rivales y el "Desafío" salió por el centro del campo de regatas mientras el "Bribón" se iba a la derecha.

Las dos embarcaciones españolas acertaron el lado bueno, el derecho, del campo de regatas. Hutchinson se lanzó a la caza del "Bribón" y se superó antes del final del primer tramo, virando en primer lugar con diez segundos de ventaja sobre él, mientras que el "Platoon" pasaba en octavo lugar y a partir de ahí la lucha por el título era ya cosa de dos.

El "Desafío" ganaba la manga con 22 segundos de ventaja sobre el "Bribón" y 27 con respecto al "Matador". Su victoria sentenciaba la Copa del Rey, ya que la hora límite para una segunda prueba eran las 15:30 horas y era imposible disputarla.

También en GP42

La otra gran alegría española de la jornada llegaba minutos después con el GP42 "Desafío", con Laureano Wizner a la caña y el cántabro Santi López como táctico.

Partía con un punto de ventaja sobre el "Near Miss" suizo y el planteamiento táctico de López Vázquez, consciente que pelear cara a cara con la flamante unidad helvética mucho más rápida que ellos en ceñida, fue perfecto con un marcaje demoledor, sin darle tregua y ni dejarle materialmente respirar.

Para los españoles no se trataba de ganar sino de quedar un puesto por delante del "Near Miss" y este planteamiento permitió la victoria cómoda del "Quum" (CMT Punta Umbría) de Sergio Llorca, con 38 segundos de ventaja sobre el "Roma" de Paolo Cian algo más de un minuto con el "Airis" de Sandro Montefusco.

Ajenos a todo el "Desafío" y el "Airis" seguían con su lucha particular, pero los españoles siempre fueron por delante. Finalizaron sextos, penúltimos de la manga y a casi dos minutos del vencedor, pero treinta segundos por delante del barco de Bertrand Pace. Wizner y su GP42, que era saludado por el Transpac 52 que le esperaba en la llegada, ganaban la Copa del Rey por segundo año consecutivo y recuperaba el liderato del Circuito Europeo Quebramar Cup de GP42. Un gran broche de oro para una de las mejores ediciones de la Copa a nivel deportivo e organizativo.