Islas

El Cabildo de El Hierro ultima la puesta en marcha de las instalaciones de la desaladora de El Golfo

EL HIERRO, EUROPA PRESS
31/ene/12 18:11 PM
eldia.es

El Cabildo de El Hierro ultima la puesta en funcionamiento de la nueva desaladora insular que estará situada en el Valle de El Golfo, una infraestructura que se añadirá a las instalaciones de desalación de agua de mar ya existentes en El Tamaduste y La Restinga.

El consejero de Infraestructura y Aguas del Cabildo, Atilano Morales, ha informado de que la planta de producción de agua desalada a partir de agua de mar mediante el sistema de ósmosis inversa ejecutada en la conocida Finca de Los Palmeros, en la zona de El Matorral, se ha venido desarrollando en varias fases desde 2004.

La Estación cuenta con una nave de procesos de 350 metros cuadrados incorporada a una parcela de 2.000 metros en la que se dará cabida a cuatro módulos de desalación para una producción futura de 4.000 metros cúbicos de agua desalada por día.

En la misma parcela, se han incorporado cuatro pozos de captación de agua de mar que suministrarán el caudal de aporte a la planta, así como dos Pozos de Rechazo construidos para la evacuación del caudal de salmuera de la planta.

En la misma parcela, se ha incorporado un centro de transformación con una Línea de alta tensión desde el punto de apoyo en la carretera de La Maceta hasta la propia caseta de la nave de procesos.

En cuanto a los equipos, Atilano Morales informa que "actualmente está implantado un módulo ya en marcha que presenta un caudal de producción punta de 1.350 metros cúbicos por hora y que entrará en servicio nominal en breve".

En este módulo se incluyen todos los elementos mecánicos y eléctricos para el correcto funcionamiento de la planta.

El consejero indica que se hace un gran esfuerzo por parte de su departamento para que el agua producida por este sistema pueda ser bombeada a distintos puntos de entrega, hacia los depósitos nodrizas de Tigaday, para así suministrar al depósito de abasto de El Jaral, a la balsa de riego de El Golfo y a un futuro depósito en la zona de Artero.

Un nuevo sistema con el que se pretende amortiguar las altas necesidades de recursos hídricos en El Golfo, así como las fluctuaciones en las demandas a lo largo del año, garantizando el suministro regular de este recurso esencial.