Internacional
LO ÚLTIMO:
Una embarcación especializada vigilará la aparición de microalgas en las costas leer

El diálogo venezolano se reanuda con versiones opuestas sobre el acuerdo

Santo Domingo, EFE
7/feb/18 7:18 AM
eldia.es
Simpatizantes del Gobierno venezolano./Miguel Gutiérrez (EFE)

El Gobierno y la oposición de Venezuela retomaron hoy en Santo Domingo el diálogo en medio de tensiones por el adelanto de las elecciones presidenciales y con versiones opuestas sobre si ya han logrado un acuerdo definitivo que se vaya a firmar este mismo martes.

Después de que la reunión prevista para el lunes se aplazara a hoy debido a que ninguna de las partes viajó a la capital dominicana, el Gobierno y la oposición comenzaron el encuentro con un cruce de declaraciones entre los respectivos portavoces sobre la existencia de un acuerdo encaminado a cerrar la crisis venezolana.

Mientras que el ministro de Comunicación del Gobierno de Venezuela, Jorge Rodríguez, aseguró a su llegada a la reunión que anoche se conformó un acuerdo definitivo con la oposición que se firmará hoy, el portavoz de la oposición negó que haya acuerdo alguno.

Con un bolígrafo en la mano, el portavoz del Gobierno en el diálogo dijo que están "todos los detalles completamente listos" y que están aquí "listos y prestos" para firmar el acuerdo.

Rodríguez incluso aseguró que en el acuerdo hay una "propuesta de fecha de las elecciones".

Las condiciones de las futuras elecciones presidenciales adelantadas para antes de mayo, en las que Nicolás Maduro aspira a la reelección y la oposición aún no ha decidido su participación, es uno de los principales escollos que frenan el acuerdo, según los antichavistas.

Consultado por la prensa si estaba listo para la firma del acuerdo, Borges dijo que "no hay ningún acuerdo" y que están aquí para ver la posibilidad de seguir explorando los derechos de los venezolanos.

Interrogado sobre el significado de una mesa y dos sillas colocadas a la entrada de la sede de la Cancillería dominicana, Borges dijo que "puede haber mesa, puede haber bolígrafo, pero falta que haya la verdad".

Poco antes de la llegada de Borges a la sede de la Cancillería, la oposición venezolana agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) también negó en su cuenta de Twitter que se hubiera alcanzado un acuerdo con el Gobierno.

"La Mesa de la Unidad quiere aclarar al país que hasta este momento no hay ningún acuerdo con el Gobierno", indicó la MUD en su cuenta de Twitter.

La oposición espera lograr en el diálogo mejoras en las condiciones electorales en estos comicios, cuya fecha tampoco ha sido anunciada por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

La cita de hoy se produce después de que el miércoles pasado, al término de una ronda de tres días de conversaciones, ambas partes acordaran realizar consultas en Caracas antes de volver a la mesa de diálogo en Santo Domingo.

Tras varios días sin pronunciarse sobre el diálogo, la MUD dijo hoy en su cuenta en Twitter que reiterará en esta reunión "las cuatro exigencias que hemos hecho desde el inicio de este proceso: elecciones libres, canal humanitario, rescate de las competencias de la AN (Parlamento) y la liberación de todos los presos políticos".

"Nadie nos sacará de nuestros objetivos y nunca nos pondremos de espalda a los venezolanos", agregó hoy en la red social la coalición de partidos opositores.

En tanto, el oficialismo exige en el diálogo el levantamiento de las sanciones económicas que pesan sobre algunos de sus funcionarios y el reconocimiento de la Asamblea Constituyente, un órgano plenipotenciario integrado solo por oficialistas y no reconocido por numerosos gobiernos.

El diálogo es auspiciado por el mandatario dominicano, Danilo Medina, y por el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

También cuenta con la observación de Bolivia, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas, países invitados por el Gobierno de Maduro, mientras que por la oposición han participado Chile y México.

Sin embargo, México decidió retirarse tras la convocatoria unilateral de elecciones presidenciales.

Mientras que Chile advirtió el miércoles pasado de que suspenderá su participación como acompañante "si no se concretan a la brevedad las condiciones" entre las partes para unas elecciones "presidenciales democráticas, transparentes y conforme a estándares internacionales".