Internacional

La Oposición ecuatoguineana denuncia que lleva siete días retenida y torturada

Nairobi, EFE
4/ene/18 16:14 PM
eldia.es

El partido ecuatoguineano Ciudadanos por la Innovación (CI) denuncia que decenas de militantes viven hoy su séptimo día de retención en sedes de esa formación por parte del Gobierno de Teodoro Obiang Nguema, después de que este dijera haber abortado un golpe de Estado orquestado por "la oposición radical".

Según informó a Efe CI, los opositores llevan una semana retenidos, rodeados por militares, sin acceso a comida y agua, sin poder salir de las sedes de esta fuerza política en Malabo y Bata y sin que se les haya comunicado oficialmente las razones de esa medida.

El líder de la formación (única fuerza opositora con representación parlamentaria), Gabriel Nsé Obiang Obono, declaró que 45 militantes, entre ellos él mismo, están retenidos en las dependencias del partido en Malabo y 50 en la de Bata, tras refugiarse allí después los asaltos a casas y detenciones de militantes por parte de la Policía

Además, al menos 146 están en distintas cárceles del país, aseguró hoy a Efe el primer vicesecretario del partido, Carmelo Ngomo Abeso, también retenido en la sede de Malabo.

En las últimas jornadas los opositores alertaron de que sufren torturas a diario por parte de las fuerzas de seguridad del Estado y manifestaron que un número indeterminado de personas permanece desaparecido.

CI puntualizó que, tras ser torturados, se teme por la vida del presidente de la Comisión de Garantía del partido, Pergentino Miguel Edú; la concejal por esa formación en el Ayuntamiento de Malabo, Elvira Behebá Sité; el director adjunto del Departamento de Informática y Nuevas Tecnologías, Enrique Nvo Okennve, y los militantes Daniel Osa Nsue y Pastor Ncogo Ondo.

El Gobierno de Guinea Ecuatorial acusó ayer a la "oposición radical, tanto del interior como del exterior del país", de un supuesto intento de golpe de Estado frustrado que habría tenido lugar el pasado 24 de diciembre, aunque no citó ningún partido político en concreto.

El ministro de Estado ecuatoguineano de Seguridad Nacional, Nicolás Obama Nchama, afirmó que un grupo de mercenarios de Chad, Sudán y República Centroafricana entró el 24 de diciembre en las localidades de Kie Osi, Ebebiyin, Mongomo, Bata y Malabo para atacar al presidente Obiang Nguema en el Palacio de Cohete, según un comunicado al que tuvo acceso Efe.

Obama Nchama agregó que los "mercenarios" fueron contratados por ecuatoguineanos militantes de grupos políticos de la "oposición radical, tanto del interior como del exterior del país, y con el beneplácito de algunas potencias".

Fruto de la cooperación con la vecina Camerún, las fuerzas de Guinea Ecuatorial abortaron esa operación, que se saldó con "la detención de varios mercenarios y la incautación de un cuantioso lote de material bélico", añadió la nota.

Sin embargo, el ministro advirtió de que "algunos de estos mercenarios se encuentran aún infiltrados en el territorio nacional".

Las autoridades ecuatoguineanas presentaron este lunes a un grupo de diecisiete supuestos mercenarios de origen chadiano, camerunés y centroafricano, a quienes acusa de estar implicados en la intentona golpista.

Respecto a esta declaración oficial, el líder de CI dijo a Efe que no entiende por qué siguen retenidos, ya que nadie ha apuntado directamente a ellos como responsables. "No digo que no exista un golpe, pero sí que no tenemos nada que ver", resaltó Nsé Obiang, quien ha pedido reiteradamente a la comunidad internacional que medie para que "la situación no acabe en lo peor".

"Estamos todas las noches en vela porque no sabemos si vamos a amanecer", declaró Ngomo Abeso, quien alertó de que una mujer en estado crítico y una niña de 6 años están entre los retenidos en la sede del partido de Malabo, donde, tras agotar algunas provisiones que tenían, los militantes aseguraron que llevan tres días sin ingerir nada.

"Por las noches los militares nos amenazan con atacar, intentan saltar el muro que rodea la sede", describió el vicepresidente de CI, quien destacó que "están vivos gracias a intervención diplomática".

Además, las fuerzas de seguridad de Guinea Ecuatorial impidieron recientemente al abogado Fabián Nsué reunirse con el líder de CI y no le permitieron acceder al edificio, a pesar de que este les explicó que iba en calidad de "asistencia letrada al detenido".

En los comicios legislativos de noviembre pasado, la oposición solo consiguió un escaño de los cien de la Cámara de Diputados (y ninguno en el Senado), mientras que los 99 restantes fueron para el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) de Teodoro Obiang Nguema, en el poder desde hace 38 años.