Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Madrid sin Cristiano también intimida leer
VENEZUELA

Doce países condenan que la Constituyente de Venezuela usurpe al Parlamento

Lima, EFE
19/ago/17 7:46 AM
eldia.es
. (EFE)

Doce gobiernos americanos expresaron hoy en un comunicado conjunto su enérgica condena ante la usurpación que ha hecho la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela al asumir las funciones del Parlamento, de mayoría opositora.

Se trata de los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, que se hacen llamar el Grupo de Lima, tras la declaración suscrita por sus cancilleres hace diez días en la capital peruana para denunciar una "dictadura" y "quiebre democrático" en Venezuela.

El autodenominado Grupo de Lima consideró en su comunicado que la disolución del Parlamento venezolano por parte de la Asamblea Constituyente, promovida recientemente por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, "ratifica la ruptura del orden democrático y constitucional en Venezuela".

En función de la declaración suscrita en Lima el 8 de agosto, los doce países reiteraron su no reconocimiento a la Constituyente, integrada únicamente por oficialistas, y ratificaron su apoyo a la Asamblea Nacional.

Asimismo, reafirmaron su decisión de intensificar consultas para aplicar la Carta Democrática Interamericana a Venezuela, instrumento previsto para restablecer el orden democrático dentro de los países de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Además de los países que condenaron hoy la decisión tomada por la Constituyente, en la cumbre de ministros de Exteriores de Lima celebrada hace menos de dos semanas participaron otros cinco que no están presentes en este último comunicado: Granada, Guyana, Jamaica, Santa Lucía y Uruguay.

La ANC decidió arrogarse las funciones y competencias del Parlamento después de que su directiva no acudiera a la reunión a la que había sido convocada con sus pares de la ANC, órgano que los opositores tildan de ilegítimo y ven como un instrumento del Gobierno de Maduro para consolidar una dictadura.

VENEZUELA