Santa Cruz de Tenerife

Los líderes surasiáticos consideran al terrorismo la mayor amenaza regional

Los jefes de Estado o de Gobierno de los países de la Asociación para la Cooperación en el Sur de Asia -Pakistán, Afganistán, Nepal, Bangladesh, Bután, Maldivas, Sri Lanka e India-, reunidos en Colombo, se comprometieron a la cooperación conjunta en la lucha contra el terrorismo, la mayor amenaza regional.
EFE, Nueva Delhi
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Los jefes de Estado o de Gobierno de los países miembros de la Asociación para la Cooperación en el Sur de Asia (SAARC), reunidos en Colombo, destacaron ayer que el terrorismo es la mayor amenaza a la que se enfrentan y se comprometieron a la cooperación conjunta.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, aseguró que "el terrorismo sigue siendo la gran amenaza" a la estabilidad y la seguridad regional y que "los terroristas no conocen fronteras".

Singh hizo estas afirmaciones ante los representantes de Pakistán, Afganistán, Nepal, Bangladesh, Bután, Maldivas y Sri Lanka, que junto con la India forman la SAARC.

"Tenemos que defender los valores del pluralismo, la coexistencia pacífica y el poder de la ley", agregó Singh, en una intervención televisada por medios ceilaneses.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, aseguró que Pakistán también es víctima del terrorismo que está teniendo un impacto en "el sistema de valores y en el desarrollo socioeconómico".

"Es nuestra responsabilidad conjunta liberar nuestra región de este azote", dijo Guilani quien agregó que la lucha contra el terrorismo debe ser tanto colectiva como individual.

El líder paquistaní se mostró confiado en que la cumbre de la SAARC contribuya a aportar "ímpetu para revigorizar la cooperación regional en el sur de Asia".

El primer ministro paquistaní y su homólogo indio mantuvieron una reunión bilateral para discutir las relaciones entre la India y Pakistán, dijo el portavoz de Asuntos Exteriores paquistaní, Muhammad Sadiq, quien se encuentra la capital de Sri Lanka.

La reunión llega en un momento tenso entre ambos países después de que las autoridades indias acusaran a los servicios de inteligencia paquistaníes de haber orquestado el atentado en la embajada india en Kabul del pasado 7 de julio, en el que murieron 54 personas.

El presidente afgano, Hamid Karzai, comenzó su intervención lamentando el atentado contra la Embajada india en Kabul, según un comunicado del Gobierno ceilanés.

Karzai aseguró que "el terrorismo es el elemento más desestabilizador" que sufre el sur de Asia en estos momentos y añadió que es responsabilidad de los gobiernos afrontar la amenaza.

Mientras, el presidente ceilanés, Mahinda Rajapaksa, aseguró que es necesario "redoblar los esfuerzos en la acción colectiva para combatir el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones", en su discurso de apertura.

Asimismo, destacó la importancia de "recordar la interdependencia" de los países del sur de Asia.

Según Mahinda Rajapaksa, esa interdependencia "es crucial para una paz duradera y para la protección de los valores democráticos de la región".

El líder también dijo que el terrorismo es una "plaga" de la que ninguno de los miembros de la asociación está libre y añadió que se deben intensificar los mecanismos de cooperación entre los servicios de inteligencia de los países del sur de Asia.

Además, aseguró que "el terrorismo en todas partes es terrorismo y no hay terroristas buenos y terroristas malos".