Santa Cruz de Tenerife
RESTAURANTE LA MILPA

Un aluvión de sensaciones con la semana del arroz en La Milpa

S. LOJENDIO, Tenerife
31/jul/08 6:58 AM
Edición impresa

La semana gastronómica dedicada al arroz que año tras año brinda el restaurante La Milpa -y ya se cumplen nada menos que siete citas consecutivas-, representa todo un aluvión de sensaciones.

Hasta el próximo domingo, este emblemático local, emplazado en la carretera que discurre desde Tacoronte a Tejina, ofrece a sus clientes un excelente menú degustación (en horario de 13:00 a 16:00 y de 19:45 a 23:00 h. No olvide reservar llamando al 922.57.02.39).

De nuevo, la mano de Fernando Ximénez-Cruz despliega su sabiduría culinaria, descubriendo las infinitas posibilidades de uno de los alimentos más versátiles que existen y que constituye la base de muchos platos tradicionales de todo el mundo.

El menú degustación no tiene desperdicio. Se abre con un gazpacho tradicional con su guarnición y picotas frescas, en compañía de unos panecillos de la casa.

Marco, con una exquisita profesionalidad, deposita en el mantel un tartar de atún con emulsión de soja y wazabi en su justo punto. Los sabores no se superponen y preparan al comensal para la llegada del auténtico protagonista: el arroz.

Para comenzar, un plato que Fernando bautiza como arroz del señorito, de origen alicantino y que se presenta con marisco y pescado completamente limpio. Suave en el paladar y gustoso. La otra opción es igualmente exquisita: un arroz negro con chipirones y su alioli, sencillamente delicioso.

De tercero, la carta brinda un arroz meloso de bogavante, nada de sucedáneos, o bien la alternativa de un arroz marinero, con bacalao y almejas.

La serie la cierra un bocado espectacular: un rissoto de hongos salvajes (boletus) que, literalmente, se deshace en la boca. Preparado con un arroz de los llamados arbóreos, su ligazón con el queso le da un toque especial.

Unas tejas de almendra con mus de cuajada y miel de palma ponen la dota dulce.

El propio chef comenta que, "aunque parezca un menú largo, se trata de un menú equilibrado, que vale tanto para el almuerzo como para una agradable cena).