Gastronomía

BREVES

MURCIA
26/jul/08 7:40 AM
Edición impresa

Declaran Bien de Interés Cultural la Dieta Mediterránea

El Consejo de Gobierno de Murcia declaró ayer Bien de Interés Cultural, con carácter inmaterial, a la Dieta Mediterránea al considerar que representa un estilo de vida y un componente del patrimonio cultural de los países de la región mediterránea, que los caracteriza e identifica. Constituye un patrimonio cultural inmaterial transnacional de primer orden que tiene importancia, tanto como manifestación cultural común de toda la cuenca mediterránea, como expresión singular de cada una de las comunidades que viven en ella, entre ellas nuestra Región. Se trata de un patrimonio vivo, compartido, transmitido, recreado, cúmulo de tradiciones, técnicas, conocimientos, sabores, simbolismos y fiestas. La Dieta Mediterránea incorpora un importante componente tradicional que se ha ido afianzando en la región en diferentes usos y costumbres, como es el caso de las fiestas del vino y la vendimia en Jumilla; la elaboración de salazones; las técnicas de cultivo del arroz en Calasparra; la almadraba de La Azohía; la encañizada del Mar Menor y las conservas de la Vega Media y Cieza.

SALUD

El consumo diario de soja reduce los espermatozoides

El consumo diario de media porción de productos de soja reduce las concentraciones de esperma y puede afectar la fertilidad de los hombres, particularmente si son obesos, según se desprende de un estudio que publica la revista Human Reproduction. "Ha habido mucho interés en el estrógeno y las isoflavonas en particular, y su posible relación con la fertilidad y otros trastornos reproductivos", afirmó el investigador principal Jorge Chavarro, del departamento de Nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard. Chavarro es coautor del libro "The Fertility Diet", enfocado principalmente hacia las mujeres, y que recomienda una dieta específica para aumentar las probabilidades de embarazo. En el nuevo estudio, Jorge Chavarro afirma, sin embargo, que no está muy clara la relación entre la soja y el recuento de espermatozoides, pero especula que la soja incrementa la actividad de estrógeno, una hormona que puede tener un efecto negativo sobre la producción de espermatozoides.