Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Blázquez: "La Iglesia admite los abusos y tiene la firme decisión de erradicarlos" leer

El Santander admite que la compra de Popular podría no proporcionar el beneficio esperado

Madrid, EFECOM
29/jun/18 8:30 AM
eldia.es
Oficina Smart Red de Banco Santander./BANCO SANTANDER

El Banco Santander ha admitido que la compra del Banco Popular podría no proporcionar "los resultados y beneficios esperados" y "podría exponer al grupo a riesgos no previstos", según consta en el folleto de actividad continuada remitido por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En este documento, el Santander reconoce que tomó la decisión de lanzar una oferta por el Popular estimando las sinergias y beneficios que podría tener para el grupo la integración, y ello, teniendo en cuenta la información pública que estaba disponible, y "aquella otra a la que de modo limitado" y "por un periodo de tiempo reducido tuvo acceso".

"Es posible que Santander haya sobrevalorado dichas sinergias o que estas no lleguen a materializarse", lo que podría suponer "un efecto significativo adverso para el grupo", reconoce el Santander.

Y es que tal y como explica la entidad presidida por Ana Botín, el análisis y evaluación de riesgos llevado a cabo antes de la compra del Popular se basó en la información pública de esta entidad, que el propio Santander "no verificó de forma independiente".

El Santander "no verificó de forma independiente la exactitud, veracidad e integridad de dicha información". "No puede descartarse que la información facilitada por el Banco Popular al mercado o al banco contuviera errores u omisiones", advierte el grupo.

Como consecuencia, dice, algunas de las estimaciones realizadas podrían ser "inexactas, incompletas o incorrectas".

En este sentido, el Santander destaca que dadas las particularidades y la urgencia del proceso mediante el que adquirió el Popular, "no se obtuvieron declaraciones y garantías distintas a las relativas a la titularidad de las acciones adquiridas en relación con los activos, pasivos y, en general, el negocio de Popular".

Aunque ya ha pasado más de un año desde la compra del Popular "no puede descartarse que Santander pudiera encontrar activos deteriorados, riesgos desconocidos y pasivos ocultos o datos o situaciones que actualmente son desconocidos y podrían resultar en contingencias materiales o que excedan las previsiones actuales del Santander".

Y ello, sin que estas circunstancias estén cubiertas o protegidas en los términos de la operación, lo que podría tener un efecto "adverso significativo en los resultados y en la situación financiera del grupo", añade la entidad.