Santa Cruz de Tenerife

BBVA advierte de un posible "agotamiento estructural" de la oferta turística en España

Madrid, Europa Press
9/nov/17 11:35 AM
eldia.es

Rafael Doménech./Marta Jara (EFE)

BBVA Research ha advertido del posible "agotamiento estructural" de la oferta turística en España, debido a que las pernoctaciones de turistas no residentes en hoteles cayeron el 2,3% en el tercer trimestre del año, junto a una caída de los ingresos por turismo en la balanza de pagos, que descendieron un 1,5% en agosto.

Así figura en el informe 'Situación España' del servicio de estudios de la entidad, presentado este lunes por el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech.

En el informe, BBVA ha rebajado dos décimas su previsión de crecimiento de la economía española para 2017, hasta el 3,1%, y en tres décimas la de 2018, hasta el 2,5%, por el impacto de la incertidumbre derivada de la crisis política en Cataluña, al tiempo que estima que en el bienio 2017-2018 se creen alrededor de 950.000 puestos de trabajo.

La entidad señala que las pernoctaciones de turistas no residentes en hoteles cayeron el 2,3% de julio a septiembre. Por otro lado, las entradas registradas aumentaron el 0,6%, aunque los ingresos por turismo de la balanza de pagos cayeron en un 1,5% en agosto.

En particular, desde el BBVA esperan que las ventas de bienes al exterior crezcan a un ritmo medio anual del 4,6% durante los últimos dos años --1,7 puntos porcentuales menos de lo previamente estimado--, y que el consumo de no residentes se desacelere desde el 9,7% en 2016 hasta el 7,3% en 2017 y el 1,2% en 2018 --1,1 puntos porcentules menos que lo esperado antes del verano--.

"A esto último no sólo contribuirán los factores que pesan sobre la demanda turística en el corto plazo, sino también el posible agotamiento estructural de la oferta", señala el informe.

Estos datos, según el BBVA Research, indican que el sector podría estar aproximándose a niveles de saturación --particularmente, en los destinos tradicionales de playa-- y que, en un futuro, aumentará la probabilidad de que los incrementos en la demanda se trasladen a mayores precios y salarios, en lugar de impulsar el crecimiento y el empleo.