Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno aprobará el sábado la aplicación del artículo 155 leer
UE AMAZON

Luxemburgo dice que no dio ayudas ilegales a Amazon y analizará la decisión de la CE

Bruselas, EFECOM
4/oct/17 11:59 AM
eldia.es

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager./OLIVIER HOSLET (EFE)

El Ministerio de Finanzas de Luxemburgo defendió hoy que Amazon no recibió ayudas de Estado ilegales y anunció que analizará la decisión de la Comisión Europea (CE) y que se reserva el derecho de tomar acciones, después de que esta le haya ordenado recuperar 250 millones en tasas no pagadas por la empresa.

"Luxemburgo ha tomado nota de la decisión de la Comisión Europea en el caso Amazon. Luxemburgo usará las diligencias apropiadas para analizar la decisión y se reserva todos sus derechos", dijo el ministerio en un comunicado.

El país podría recurrir la decisión ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Las autoridades luxemburguesas señalaron que la decisión se refiere a algo que ocurrió en 2006 y subrayaron que desde entonces el marco legal tanto nacional como internacional "ha evolucionado sustancialmente".

"Dado que Amazon fue gravado acorde a las reglas fiscales aplicables en aquel momento, Luxemburgo considera que la compañía no recibió ayudas de Estado incompatibles", afirmó el ministerio.

Añadieron asimismo que Luxemburgo ha cooperado con la Comisión en la investigación y "está comprometido con la transparencia fiscal y la lucha contra la evasión fiscal".

La Comisión Europea ordenó hoy a Luxemburgo que recupere 250 millones de euros que Amazon debería haber pagado en impuestos, tras declarar que el Gran Ducado concedió ventajas fiscales ilegales al gigante estadounidense del comercio electrónico.

El Ejecutivo comunitario concluyó tras una investigación abierta en 2014 que un pacto fiscal otorgado a la empresa en 2003 y renovado en 2011 "permitió a Amazon pagar sustancialmente menos impuestos que otras empresas".

Luxemburgo ha estado en el punto de mira por sus prácticas fiscales especialmente después de las revelaciones conocidas como LuxLeaks, que en 2014 pusieron al descubierto que el Gran Ducado pactó ventajas fiscales secretas con casi 340 multinacionales entre 2002 y 2010.