Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Pacto de Toledo cierra un acuerdo para actualizar la pensión solo con el IPC leer

El mayor banco luso confirma la venta de su negocio en España, Sudáfrica y Francia

Lisboa, EFE
10/mar/17 20:17 PM
eldia.es

La estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD), el mayor banco de Portugal, se va a deshacer de su negocio en España, Sudáfrica y Francia, dando prioridad a la venta de los dos primeros, desveló hoy el presidente de la entidad, Paulo Macedo.

Las declaraciones de Macedo se produjeron durante la rueda de prensa de presentación de resultados, en la que anunció que la entidad registró unas pérdidas de 1.859,5 millones de euros en 2016, las mayores de su historia, debido al elevado nivel de provisiones, destinado a cubrir riesgos de los créditos de dudoso cobro.

La actividad internacional de la CGD, que incluye negocios en Macao (antigua colonia lusa en China), Francia, Angola, España, Sudáfrica, Mozambique y Timor, aportó un beneficio de 105,2 millones de euros en 2016 al banco.

De ese total, 40,5 fueron aportados por la sucursal en Francia, 25,4 millones por el negocio en España y 10,8 por la actividad en Sudáfrica, que van a ser vendidas por la entidad.

En la actualidad, la CGD tiene unas 110 oficinas en España, que emplean a cerca de 500 personas.

La venta de parte de su negocio internacional forma parte del plan de reestructuración que está llevando a cabo la entidad, que además va a reducir su plantilla y su red de sucursales en suelo luso en un 25 % hasta 2020, según el plan estratégico divulgado también este viernes.

Esta reducción supone la salida de un total de 2.218 trabajadores -la mayoría mediante prejubilaciones, según había anunciado ya el banco- y el cierre de hasta 181 sucursales.

En total, la CGD prevé reducir un 20 % los costes operativos en los próximos cuatro años, hasta situarlos cerca de los 720 millones de euros anuales.

El banco también tiene en marcha un plan de recapitalización que ronda los 5.000 millones de euros y de los cuales 3.900 millones ya han recibido el visto bueno de Bruselas.