Santa Cruz de Tenerife

La Cámara de Comercio alerta de que "lo peor" de la crisis está por llegar

La institución echa en falta más actuaciones desde la Administración para afrontar la crisis, que, según defiende, representa una buena oportunidad para impulsar un cambio del modelo económico por otro "más armónico y equilibrado". La economía de las Islas "podría" crecer menos del 1,6% durante 2008.
EL DÍA, S/C de Tenerife
1/ago/08 1:55 AM
Edición impresa

El presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio González Martín, afirmó ayer que "lo peor de la crisis está por llegar", por lo que abogó por dar un "golpe de timón" económico en las Islas para afrontar la crisis, que según advirtió empeorará previsiblemente la mayoría de los principales indicadores durante este ejercicio.

Tras subrayar que "no existen varitas mágicas ni soluciones milagrosas" en materia económica, el presidente cameral abogó por favorecer la confianza entre las familias y las empresas. El actual "parón económico" que vive Canarias ha afectado a todos los sectores "sin tregua" y ha incrementado la incertidumbre y el desconcierto en las Islas frente a las "insuficientes" actuaciones de la Administración para potenciar la economía, lamentó.

La directora del Servicio de Estudios de la institución cameral, Lola Pérez, destacó que el ajuste económico en la región se ha producido de manera "intensa y brusca", por lo que el escenario para lo que resta de año se presenta "complicado".

Así, el crecimiento del Archipiélago "podría" quedar por debajo del 1,6%, apuntó Pérez. "El Gobierno canario tendrá que revisar a la baja sus previsiones" al formular los presupuestos para el próximo año, tras el estancamiento registrado durante el segundo trimestre del año, que ahora se sitúa en el 2% anual.

Se trata de una situación "que era previsible" y que ha afectado de manera principal al consumo, "primero de las familias, y ahora de las empresas".

Esta coyuntura aflora las debilidades estructurales de la economía en el Archipiélago, como la baja productividad, la falta de inversiones en investigación y desarrollo, el permanente déficit comercial exterior, el deterioro del medio ambiente, la dependencia exterior de las Islas y la reciente pérdida de recursos provenientes de la Unión Europea (UE).

Por ese motivo, sostuvo Pérez, la crisis representa una "buena" oportunidad para que Canarias propicie el cambio del actual modelo económico por otro "más armónico y equilibrado".

El director general de CajaCanarias, David Cova, aseguró compartir el diagnóstico elaborado por la Cámara y dio por hecho que este año se verán afectadas variables económicas "claves" como el empleo, el consumo, los precios y la confianza empresarial.

Cova hizo un llamamiento al trabajo conjunto del sector público y el privado, tras señalar que la situación "no es de pánico" y aconsejar llevar tranquilidad a los mercados. Afirmó que CajaCanarias estudia con cada cliente sus dificultades para hallar fórmulas de ayuda.