Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Villar: "La posibilidad de que aparten a España del Mundial es seria" leer

El Parlamento canario aprueba la ley de medidas fiscales para encarar la crisis

La iniciativa reduce el impuesto al combustible para los transportistas y agricultores en un 30% y contempla otra deducción al diferencial anual del tipo de interés para los que hayan comprado su primera vivienda habitual con una hipoteca vinculada al euribor y ganen menos de 30.000 euros al año.
CARLOS ACOSTA, S/C de Tfe.
29/jul/08 7:06 AM
Edición impresa

La ley que establece la devolución del 30% del impuesto del combustible para los transportistas y agricultores canarios y la deducción del diferencial anual del euribor en el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) logró ayer la aprobación en el hemiciclo canario con los votos de Coalición Canaria (CC) y del Partido Popular (PP), mientras que el Partido Socialista Canario (PSC), que vio rechazadas sus enmiendas, optó por abstenerse.

La iniciativa fue defendida por el vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero autonómico de Economía y Hacienda, José Manuel Soria, que recordó que se enmarca dentro de la política fiscal del Ejecutivo de las Islas para enfrentar la crisis económica.

La reducción del impuesto para el combustible comenzó a regir desde ayer, explicó Soria tras su intervención en el Parlamento. El tipo impositivo de este impuesto es de 76 euros por cada 1.000 litros, por lo que la deducción del 30% significa unos 20 euros por cada 1.000 litros de combustible, explicó Soria. El consejero destacó de forma específica el colectivo de los taxistas, que se beneficiarán "en gran medida" de la iniciativa.

También será una "gran ayuda" para el sector agrícola, porque la medida abarca a todo tipo de maquinaria y vehículos empleados en las labores de labranza, así como a los transportistas en general. En el caso de la deducción del diferencial del euribor, los solicitantes deben poseer rentas inferiores a 30.000 euros anuales, si declaran de forma individual, o de 42.000 euros al año, si lo hacen de forma conjunta.

La hipoteca que sirvió para financiar la vivienda habitual, que sólo ampara la primera casa que se adquiera, además de ser variable, tiene que estar referenciada al euribor para poder beneficiarse de la medida, con una base máxima de hasta 9.015 euros al año.

Soria aseguró sentirse "sorprendido" por la abstención del PSC a las dos rebajas fiscales que "benefician a una inmensa mayoría de canarios".

Una "microayudita"

Así, para el vicepresidente canario, con la aprobación de la ley "se constata que los objetivos del Gobierno se transforman en proyectos, se traen a la Cámara y la mayoría parlamentaria le da su visto bueno", por lo que las Islas están de "enhorabuena".

Pero el optimismo de Soria contrastó con las críticas del portavoz del grupo socialista, Blas Trujillo, que calificó la medida del Gobierno para los deudores hipotecarios de "microayudita" al representar "sólo 7,5 euros al mes para los escasos solicitantes que puedan acogerse a la iniciativa".

Trujillo explicó que al aplicar la base máxima (9.015 euros), que "no es la media", al diferencial del euribor registrado entre 2006 y 2007, que "fue en torno al 1%", la cifra mensual de la ayuda rondará los 7,5 euros al mes.

Soria rechazó el cálculo, si bien no pudo dar una estimación concreta de la cantidad de dinero que representará para los ciudadanos.

"El PSC ha hecho trampa en sus cálculos", denunció el consejero, al emplear la evolución del euribor entre 2006 y 2007, "que ha sido de un punto, porque el euribor sube poco y la devolución es muy baja".

Es verdad, añadió luego, "que la diferencia entre esos dos años fue de un punto porcentual, pero lamentablemente la diferencia del euribor entre 2007 y 2008 será superior a un punto, aunque la apuesta del Gobierno de Canarias es que no suba más porque perjudicaría a los deudores hipotecarios a tipo variable y a los consumidores en general".

Por el contrario, Blas Trujillo retó a Soria a "desenmascarar" la trampa de sus cálculos. "Que el Gobierno haga públicas las cifras, a ver quién hace trampas", desafió el portavoz socialista.

"La tendencia esperada de la evolución de los tipos es a la moderación, con lo que cada año los incrementos deberían ser menores", señaló Trujillo. En todo caso, "con la últimas cifras, la ayuda representa 7,5 euros al mes", concluyó.